Categorías: Indie Ayer
| Publicado
14/07/2020

El día que Fun People tocó y peleó en la televisión pública

En 1996, la banda argentina se presentó en ATC y terminó a los golpes.

Muchas veces los altercados en la televisión terminan con un corte de transmisión, como si la producción superpusiese su autoridad y marcara un punto final en la discusión. Estos eventos desafortunados encuentran un lugar en internet, como una planta de reciclado de todo lo desechado por las cadenas televisivas. Varios de estos ejemplos se adjudican a la poca predisposición que muestra el canal con la ideología de los invitados y generalmente podrían haberse evitado con un poco de investigación previa. Y no hace falta indagar demasiado para comprender esta ecuación si el grupo invitado es Fun People, una banda que siempre se encargó de dejar bien en claro su posición contra todas las injusticias políticas y sociales.

En el año 1996, la banda argentina originaria de la localidad de Campana fue invitada al programa conducido por Pablo Ferrando y Juan Manuel Maharbiz llamado La página del rock que se transmitía por ATC (antiguo nombre de Canal 7). Por aquel entonces, Fun People se encontraba en la etapa de promoción de su segundo disco, Kum Kum (1996), del que provinieron canciones que marcarían la historia del grupo como "Masticar", "Easy To Come", "End of the World", y "Rebel Pose" (canción que El Kuelgue popularizó en su "Bossa 'N' People"). Lo que empezó como un segmento televisivo bastante encaminado, terminaría descarrilándose hacia un completo desastre.

Lo que sucedió es que Nekro y compañía brindaron quizás la presentación más breve de su trayectoria en este estudio, ya que no llegaron ni siquiera a terminar la primera canción, "Mother Earth", cuando empezó a notarse la displicencia del enérgico vocalista con algo que sucedía afuera del encuadre. Entre distorsión, potencia y los movimientos de cabeza tan característicos de Nekro, hizo dar cuenta de lo que realmente le fastidiaba e iba en contra del espíritu insurgente del grupo. Los seguidores que se habían acercado a ATC estaban intentando pasar al estudio queriendo ser parte del pogo detrás de las cámaras y fueron reprimidos por la seguridad del lugar que eran policías federales. “A ver si los de seguridad dejan pasar a la gente, tocamos para toda la gente” gritó Nekro y agregó con un alarido “¡Abajo el sistema fascista!”.

Tras terminar la primera canción, siguieron con "When the Sun Goes Down" y la gente empezó a entrar al estudio. Entre bailes y empujones, Nekro terminó saltando encima de un seguridad que había golpeado a uno de sus fans. Luego de esto hubo una pausa con un espacio publicitario que duró aproximadamente cinco minutos, y al volver a la transmisión, luego de haber echado a todos del recinto, tanto al público como a la banda, aparecieron los conductores de La página del rock diciendo que no se podía hacer pogo en el estudio como si fuera un recital en Cemento. “El programa se emitía de lunes a viernes a la media noche, y es verdad lo que pasó, a la otra semana tocó A.N.I.M.A.L. y el público pudo poguear sin ningún problema, todo para tapar la represión que recibió el público de Fun People”, recuerda un televidente en los comentarios del video en YouTube.

Antes de este inesperado suceso, los integrantes de Fun People se sentaron en el sillón del programa para ser entrevistados por su conductor. A pesar de que se denotaba cierta timidez en aquel joven de rastas rubias, no le faltó el valor para proclamar los intereses de la banda hardcore, o como ellos preferían denominar al género que hacían, “jarkore”, cuando le preguntaron sobre el mensaje que querían dar con sus canciones “Que no haya más vigilantes, que no se discrimine más por color ni por donde venga la procedencia, cárcel a los genocidas, amistad, amor, etcétera, etcétera”, aseguró Nekro sin siquiera imaginar el devenir del apabullamiento de sus ideales obligándolo a una inmediata reacción en defensa de sus seguidores.

A pesar del inconveniente, hubo otros detalles para resaltar por parte de los oyentes de Fun People que dotan de singularidad y humor a este concierto fugaz. Desde los shortcitos de Lucas que reflejaban una moda inusual, el graph con el nombre de la canción mal escrito (“mother eart”), y lo que más llamó la atención fue la falta de sentido en que Nekro se cuelgue una guitarra cola de tiburón para ni siquiera tocarla y que el instrumento se balancee de un lado a otro siguiendo su inquietud frenética que sigue manteniendo vigente hoy, más de dos décadas después, en sus presentaciones en vivo como Boom Boom Kid. Sea frente a Fun People, Il Carlo o su proyecto solista, Nekro siempre luchó con su arte por la libertad de expresión y esta fue una regla vital que lo caracterizó como uno de los frontman más respetados del circuito underground nacional desde sus inicios.

Suscribite a Indie Hoy
Recibí noticias de arte, música, series, peliculas y más en tu correo.