Foto: Juan Pablo González

M.Z: Entiendo que este mapamundi de lecturas no persigue un criterio definido sino más bien como vos decís van rumbo hacia una «lírica difusa»sin embargo me gustaría que busquemos una suerte de puente entre las lecturas elegidas y tu propia escritura. Concretamente, ¿con quiénes sentís más empatía o cierta cercanía en términos literarios?

Marcelo Díaz: A veces me interesan aquellos autores que reflexionan de manera demorada sobre su propia escritura y que reúnen en un mismo tono un registro ensayístico y literatura. Me parece importante rescatar ensayos de Marcelo Cohen, Diego Bentivegna, María Teresa Andruetto, Carlos Battilana o Mario Ortiz. En cada caso no hablo de una escritura académica sino más bien de escrituras sobre lecturas que en sus aristas multiplican las posibilidades para leer y ensayan algunas respuestas a la pregunta cómo leer poesía.

M.Z: Ya que mencionás a Battilana, en un momento hablás de la relación mundo -lenguaje. ¿Podría aplicarse ese concepto a este fragmento suyo?

«La poesía
no es
epifanía
ni un recuento
de revelaciones. Eso
es falso. Calibrar
con precisión
aquello
que como un gusano
roe
lo más preciado
del dolor, ésa
parece una forma
de decirme
puntillosamente
que no todo
está en paz.»

Marcelo Díaz: Sí. Los versos de Battilana son muy pertinentes. Pienso en una relación entre lenguaje, mundo y experiencia. Y en esto último hay algo que incomoda y que no se termina de decir. La voz de un texto tiene que ver con esa incomodidad.

M.Z: ¿A qué refiere Battilana cuando habla de «desvíos»?

Marcelo Díaz: Yo propongo una lectura, sólo eso, un horizonte. Desde la poesía podemos revisar la relación entre las palabras y la realidad donde no siempre hay un correlato entre que aparece en mundo y lo que los signos nos pueden decir. En el caso de los versos del poema “Signos” se pone en evidencia que la escritura es una exploración con todas las limitaciones de la lengua. Esta propuesta también puede ampliarse a otros textos y otros autores que están suspendidos entre los límites de la escritura, la poesía y la experiencia.

M.Z: ¿Proyectos actuales?

Marcelo Díaz: En este momento estoy revisando un libro de ensayo sobre modos de leer poesía y dos poemarios inéditos en un registro más lírico si se quiere. Una escritura a la que vuelvo de manera demorada cada tanto.