Libros
10/11/2022

Pasado, presente, ficción y autobiografía se entrelazan en Recuerdos del futuro de Siri Hustvedt

Sin encasillamientos literarios, esta suerte de novela, thriller o diario de la escritora estadounidense nos pasea por una metaficción intelectual contextualizada en la Nueva York de los años sesentas.

La ciudad de Nueva York no suele estar descripta en relatos despojados de épica, y aunque Siri Hustvedt se limita a detallarla -maravillosamente, por cierto- en su experiencia en la ciudad que nunca duerme, su visión y su pluralidad de voces nos sumergen de lleno en un mundo que alberga a su vez muchos mundos.

Al comienzo de su libro Recuerdos del futuro -publicado por Seix Barral-, Hustvedt nos muestra la vida de una joven escritora del interior de Estados Unidos, tomándose un año en la Gran Manzana para iniciar y terminar su libro tras la finalización de sus estudios. En su diario íntimo la autora firma como "SH", pero realmente no nos importa a fines literarios si es biográfico o no. En las múltiples voces que Hustvedt nos ofrece encontraremos, además de este diario personal, su escrito de ficción por otro lado y la voz de su experiencia retratada 40 años después en retrospectiva recordando todo.

En su diario, nuestra protagonista de 23 años divide sus días entre su deslumbramiento con una ciudad que tiene aparentemente todo para ofrecerle y una obsesión con su vecina, Lucy Brite, a quien no conoce pero escucha a través de las paredes de su viejo departamento. También conocemos a otra amiga en la que intentará reforzar su identidad, así como nos adentraremos en el proceso de escritura de su novela y en la naturalización de algunos hechos y vivencias que resulta en una trama compleja de entender, al menos al principio.

La obsesión con su vecina resultará en algunas confesiones y reflexiones que se plasman en sus actos y en su escritura, inundándolo todo. Con el descubrimiento y el análisis del diario muchos años después, la escritora hace una lectura de sus propias vivencias y el resultado nos lleva a una identificación más fuerte: su revisionismo de lo vivido como mujer, escritora y la interpretación de lo que nos define. ¿Nos define lo vivido, lo que nos obsesiona, lo que recordamos o lo que aprendemos?

Quizás sea todo eso junto, porque lo poderoso del texto se posa en la mirada que nos ofrece Hustvedt con un nuevo marco y el diálogo con su propia historia cuarenta años después, lo que depura del enigma entre los recuerdos (¿reales? ¿ficticios?), sus personajes, el patriarcado y su visión feminista curándolo todo.

Recuerdos del futuro de Siri Hustvedt está disponible en librerías.