|
09/12/2019

10 bandas nuevas de España para conocer

La península ibérica siempre ha sido una tierra fértil para los proyectos de música independiente. A partir de los 80, tras el regreso de la democracia, su escena germinó artistas irreverentes y vanguardistas como Alaska y los Pegamoides. Luego en los 90, aparecieron Los Planetas, una banda que rescataba lo mejor del shoegaze y del rock espacial. Ya en los 2000, se popularizaron propuestas tan diversas como Vetusta Morla, Los Punsetes, Sr. Chinarro, Lori Meyers, Love of Lesbian y Russian Red. A comienzos de este año, recomendamos 4 proyectos musicales mujeres españolas.

Por otra parte, en meses recientes han visitado Argentina bandas de España como Apartamentos Acapulco, La Plata y Locoplaya, así que la interacción con el público latinoamericano sigue ocurriendo con frecuencia en la actualidad. Para actualizar el panorama, compartimos un listado que destaca 10 nuevas agrupaciones que suenan con fuerza desde España.

Confeti de Odio

El madrileño Lucas De La Iglesia gestó este proyecto después de liderar los grupos Verano y Saint Clementine. En 2018, debutó con el EP Llorar de fiesta, donde despliega un bedroom pop plagado de autocrítica y humor negro. Lucas aborda los problemas de autoestima como en "Si me quiero" y lanza una plegaria de amor en un formato más rockero en "Quiéreme". Incluso se burla de la construcción de nuestros alteregos en las diferentes redes sociales en "Pocos Likes". Sin dudas, un digno representante de los dilemas de los millenials y centennials.

The Parrots

Esta banda quizá sea la más antigua del listado, pues incursionó en la escena de Madrid en 2013 con el EP Aden Arabie. Desde entonces, su garage-rock con tintes de psicodelia ha sonado con insistencia dentro y fuera del país. Tras la publicación de singles como "Loving You Is Hard", en 2015 publicaron un split junto a las Hinds. Meses más tarde, llegó el álbum Weed for the Parrots y en 2016 terminaron de consolidarse con el excelente disco Niños sin miedo. Su impronta rocanrolera con guiños a los 70 no viene nada mal en estos tiempos de eclecticismo y fusión de géneros. Una canción ideal para conectar con su energía: "No me gustas, te quiero".

Carlota

Esta joven valenciana perteneciente al sello Futuras Licenciadas viene pisando fuerte en la escena española con canciones como "Tobillos", "Dónde Quedamos" y "Sunny Honey". Su estética bien puede enmarcarse dentro del twee pop o pop edulcorado, con evidente influencia de representantes de esa movida como Frankie Cosmos. Las pistas de su recién publicado EP Hola! están plagadas de melodías alegres, lideradas por sintetizadores, y letras que invitan a bailar y entregarse al romance. Más primaveral imposible.

Putochinomaricón

Chenta Tsai Tseng es un migrante de origen chino radicado en España que además de arquitecto es músico. Sus dos discos hasta la fecha son Corazón de cerdo con ginseng al vapor (2018) y Miseria humana (2019). Rápidamente muchas de sus canciones se viralizaron en las redes sociales gracias a lo actual y gracioso de su propuesta sonora. Y es que él canta sobre asuntos como los odiadores seriales en "Gente de mierda", la dependencia al celular en "Doble tic azul" y la adicción a internet en "No tengo Wifi". Asimismo, Chenta aborda el rechazo a la rutina diaria en "Se me da mal ser mayor" y se ríe de las militantes virtuales en "Tú no eres activista". Su estilo bien podría ser definido como technopop de la posverdad.

Marcelo Criminal

Marcelo García es un artista proveniente de Murcia que cobró relevancia mediática luego del éxito de "Perdona (ahora sí que sí)", canción que habla con crueldad acerca del desamor: "Se me olvida que no me quieres, sobre todo cuando es viernes/No respondas mis mensajes, no merezco tu atención." Su debut oficial ocurrió en 2017 con (Acepta su cruz), un disco de pop lo-fi que lo establece como uno de los cantautores más afilados de su generación. Su último álbum salió este año y se titula Repentino brote de añoranza y amor, todo un tesoro de la escena emergente española.

Viva Belgrado

Estos andaluces ofrecen una inesperada mezcla entre post rock, rap y screamo. Su primer disco de larga duración fue Flores, carne (2014) y su placa más reciente es Ulises (2016). Dentro de su universo lírico algunos de los asuntos recurrentes son los cuestionamientos existencialistas y la confesión del miedo a la soledad. En canciones como "Annapurnas", cantan "Desde cuándo la felicidad se convirtió en un proyecto a largo plazo." Mientras que en "De carne y flor", los riffs de guitarras arrasan con la fuerza de un huracán. Vale agregar que es una propuesta muy recomendable para los amantes del math rock.

Cupido

La formación presidida por el trapero Pimp Flaco mezcla con astucia elementos propios del R&B y del electropop. El autotune se hace presente con notoriedad en sus canciones, aunque no se convierte en un recurso de cual se abusa. Su opera prima es el álbum Préstame un sentimiento, un conjunto de canciones pegadizas, con letras cargadas de humor y desfachatez. Por ejemplo, en su hit "Autoestima" cantan: "Mi papá y mi mamá me hicieron la cara demasiado bien/La gente linda, como yo, no suele caer bien/Ser tan guapo no es tan guay como los feos creen (Oh, no)." Aunque en temas como "5 senti 2", Cupido le hace justicia a su nombre y entrega una sincera declaración de amor.

Carolina Durante

El noise pop es protagonista en el sonido de esta formación con nombre de mujer. El gran hit de su repertorio hasta la fecha es su versión de "Perdona (ahora sí que sí)", tema original de su coterráneo Marcelo Criminal. Se trata de una banda nacida en 2017 con el EP Necromántico. Su primer álbum autotitulado llegó hace unos meses. Allí retoman su pesimismo en cortes como "Joder, no sé", mientras que el recuerdo de un romance se torna amargo en "Verano". Pese a la temática de sus letras, se trata de una banda con un estilo que destila frescura.

Camellos

Una banda de rock pop que conquistó un amplio público en años recientes con canciones como "Arroz con cosas", "Becaria" y "Gilipollas". Camellos debutó en 2017 con Embajadores, su único disco hasta la fecha. La contundencia de su sonido garajero con fuerte influencia del punk y la irreverencia de sus letras los convirtieron en una propuesta muy atractiva para el público rockero que estaba en búsqueda de nuevos referentes. Su nuevo single es "Mazo", un tema que explota con riffs acelerados, augurando un futuro ruidoso y prometedor para esta agrupación.