Categorías: Listas
| Publicado
11/09/2020

10 beats en repeat: Nuestra playlist con lo nuevo del trap, hip-hop, soul y R&B

Recomendamos lo último de Jorja Smith, Clara Cava, Absa G., Nas y más.

En cada rincón del mundo, ese amplio universo que aglutina bajo el paraguas del hip hop como movimiento cultural al rap, al trap, al soul, al neo-soul, al R&B y tantas otras expresiones sonoras, nos entrega una incalculable cantidad de material todos los días. 10 beats en repeat es la nueva playlist de Indie Hoy en la que seleccionamos los lanzamientos de las últimas semanas que están haciendo ruido en la escena global y que proponen nuevos caminos hacia donde llevar el género. Conocé sobre los más recientes tracks de Cardi B, Chynna, Pharrell Williams y más artistas a continuación, y escuchá la playlist en Spotify.

Megan Thee Stallion feat. Cardi B - “WAP”

Si hay algo que una canción como “WAP” (a.k.a “Wet-Ass Pussy”) no debería generar en pleno 2020 es un escándalo moral, pero eso es justamente lo que sucedió apenas se estrenó la colaboración entre Megan Thee Stallion y Cardi B. Las reacciones evidencian una compleja e inaceptable realidad: a lo largo y ancho del mundo, todavía existe una gran mayoría de personas que no cree que una mujer –y mucho más si es negra o latina– puede alardear libremente respecto de su sexualidad. En otras palabras, tienen prohibido apropiarse de sus cuerpos, deben mantenerlos bajo el dominio de la sociedad patriarcal que no hace más que abusarlas y humillarlas. La respuesta es más que contundente: sampleando a “There’s Some Whores In This House” de Frank Ski –algo que ayuda al efecto hipnótico de la base– ambas protagonistas resignifican esta frase a puro placer, poder y agresividad.

Tanto Cardi B como Megan Thee Stallion han construido sus carreras utilizando el poder de sus cuerpos como pilar. Es por ello que no hay ninguna palabra de la canción que esté dirigida a seducir a los hombres, sino más bien todo lo contrario: la posición de mando es solamente de ellas y no hay lugar para nada más que el placer propio. Ahí donde el prejuicio machista siempre ve un mero objeto sexual, Cardi y Megan encuentran un lugar desde donde edificar su nuevo imperio.

Jorja Smith - “By Any Means”

Con tan solo 23 años, Jorja Smith ha demostrado ser una de las artistas más relevantes de nuestra era. Nacida de padre jamaiquino y madre inglesa en el distrito administrativo de Walsall, West Midlands, Jorja Alice Smith no tardó en erigirse como la voz representativa de una nueva generación. Su capacidad para deslizarse con total elegancia y crudeza a través del R&B, el neo soul, el reggae, el UK garage, el jazz, el hip hop y hasta el grime, la convierten en uno de esos nombres difíciles de olvidar luego de una primera escucha. Si a todo esto le agregamos que posee una personalidad avasallante y que su lírica está plagada de cuestiones sociales y vivencias cotidianas de vital importancia para la comunidad negra británica, se hace aún más complicado ignorar su influencia y su poderío.

Es difícil no ceder emocionalmente ante una canción como “By Any Means”, un track que reafirma la figura de ícono pop contemporáneo que merece desde su irrupción definitiva en el mainstream con su disco Lost & Found (2018). En medio de las protestas globales del movimiento Black Lives Matter, Jorja se planta con firmeza y elige contar el sinfín de experiencias y padecimientos que recorren y representan de pies a cabeza a la comunidad negra de Gran Bretaña. Bajo un clima tenso y gris, potenciado por la crudeza de su voz, Jorja va del recuento del dolor histórico a la confrontación revolucionaria, logrando llevar el mensaje mucho más allá de las cuatro paredes del studio. Como es sana costumbre, la británica antepone la lucha por la justicia social a cualquier otra cuestión –de eso se tratará su próximo proyecto titulado Reprise– y nos entrega un mensaje poderoso: a pesar de todo, todavía estamos acá.

Absa G. - “Ser alguien”

¿Quién dijo que la escena del hip hop tiene solamente exponentes bajo los grandes focos? Si hay un artista que está avanzando a pasos agigantados es Absa G. y lo viene haciendo con mucha consistencia, dedicación y un flow que combina la aridez de Chihuahua, México, con una pulsión retro que lo conecta directamente con Los Ángeles. En “Ser alguien”, Abel Salinas nos lleva de paseo por los barrios de su ciudad natal e intenta describir lo complicado que es dar los pasos correctos en una industria como la mexicana. Mientras nos acostumbramos a mirar solamente hacia los lugares a los que nos dirigen las grandes luces, desde la México más profunda llega Absa G., dispuesto a conquistarnos con métricas muy precisas y un flow que puede variar sin ningún problema entre lo acelerado y lo relajado.

Chynna - “Stupkid”

La cantante, DJ y modelo Chynna Marie Rogers vivió apenas 25 años, siendo víctima de una compleja adicción a las drogas que tuvo como principales causantes tanto a sus padres –ambos fallecidos también por sobredosis– como a la industria musical y a sus constantes presiones. Quitar el elemento racial del medio sería un error, por lo que también vamos a sumarlo a la lista de causas de una muerte más bien anunciada y que pone el foco (nuevamente) en lo difícil que es para la juventud negra escapar de un sistema diseñado para consumirlos lo más velozmente posible.

Como parte de la A$AP Mob, Chynna encandiló de inmediato a todos al mismo tiempo que luchaba contra la idea de “terminar siendo apenas una estadística”. Representante absoluta del hip hop neoyorquino, Chynna desde la posteridad confirma ese contradictorio rol de superestrella del underground. Con absoluta naturalidad, casi sin esfuerzo, su voz resuena en una atmósfera fantasmagórica y le da impulso a un beat que se mueve al ritmo de una montaña rusa. Seduciendo y rechazando, exhibiendo y escondiendo, Chynna nos vuelve a dejar con la amarga certeza de que otro diamante se despidió demasiado temprano.

Clara Cava - “Justo ahí”

Clara Cava es el nombre artístico con el que Clara Cavallero se dispone a llevarse el mundo por delante. Este año presentó Lavandina, un EP de seis canciones y seis videoclips conceptuales, todos ellos producidos y grabados en su casa durante el aislamiento social obligatorio. Clara exhibe una versatilidad y una fineza difíciles de encontrar dentro de la escena local, aunque no por ello queda desdibujado su costado más oscuro y disruptivo. Mientras recorre los senderos (que siempre se bifurcan) del rap, el trap, el R&B y el neo soul, plantea una dicotomía ambivalente entre la destrucción y la creación, entre la suciedad inevitable y la posibilidad de limpiar cualquier tipo de situación.

Tres años son mucho tiempo, pero en el mundo de la música significan apenas un par de pasos. Y eso fue todo lo que necesitó Clara Cava para quedarse con la atención de los medios, del público general y de muchos productores de peso. Sin atarse a ningún género musical específico en cuanto a la composición, Lavandina tiene muchos puntos altos, destacándose con muchísimas estrellas “Justo ahí”. Dentro de un disco tan versátil y parejo, esta canción parece venir del (verdadero) futuro: texturas vintage en el beat, una cadencia tan sedosa como seductora, un flow que se abraza con el soul y el hip hop más clásicos y una secuencia de retoques psicodélicos y funk.

Cardellino feat. Carlota Urdiales - “Coltrane”

Uruguay tiene un lugar muy fuerte dentro de la escena hip hop latinoamericana, pero tal vez el de Cardellino sea uno de sus nombres más interesantes en cuanto a lo técnicamente musical. Conocedor paciente del universo del beat y del componente thrash que conlleva el trap –sobre todo la vertiente Soundcloud a.k.a una nueva formalización del "vale todo"–, este productor y artista sabe caminar como pocos entre el lujo del penthouse y la suciedad de las calles. Para la ejecución de “Coltrane”, Cardellino convocó a la española Carlota Urdiales. El resultado es un movimiento explosivo en el que el free jazz, soul, R&B y pop entrecruzan sus cuerpos para generar un aura mística y sensual. Haciendo homenaje al apellido que nombra la canción, la libertad, la audacia y la versatilidad son ley, quedando todos los límites de género por completo borrados y reconfigurados.

Pharrell Williams feat. Jay-Z - “Entrepreneur”

Manteniendo siempre la coherencia discursiva y práctica, Pharrell Williams y Jay-Z nos entregan en bandeja uno de los himnos más potentes y reales del presente. Sin que la contradicción entre militancia y empresa los nuble, dos de los artistas afroamericanos más exitosos de la historia enseñan y honran el camino de su comunidad. No se trata solamente de contar billetes y vivir la vida loca, pues el goce nunca se niega, sino más bien se gana y se disfruta. “Entrepreneur” es la celebración de la acción comunitaria negra y un llamado de atención para quienes todavía no entendieron de qué se trata la lucha.

Tan acertada como ese primer plano de la remera con la ilustración de Malcolm X, “Entrepreneur” pone en el mismo plano a grandes nombres emprendedores de la escena como Tyler, The Creator y el difunto Nipsey Hussle, con un sinfín de protagonistas mal llamados “terrenales” de un nuevo momento histórico para los negros en los Estados Unidos. Dueños del presente y del futuro, motores para el cambio, eje político y social de una comunidad que nunca se detuvo ni aún ante el peor de los escenarios. Hay que decirlo y hacerlo, sin términos medios ni superficialidades: “Black Nation, black builder, black entrepreneur”.

Internet Money feat. Don Toliver, Gunna & Nav - “Lemonade”

En una era en la que los colectivos de hip hop siguen siendo una rareza, Internet Money es referente y monarca global. Canción que cierra su disco debut titulado B4 The Storm, “Lemonade” es una muestra de que estos hit makers tienen muy pocos rivales a su altura: de la venta de beats prototípicos a través de YouTube a las colaboraciones y grabaciones con artistas de la talla de Post Malone, Young Thug, y Lil Uzi Vert, esta talentosa y arriesgada comunidad con base en Los Ángeles ha comenzado a jugar en las grandes ligas.

Con la tracción a sangre de Gunna, Don Toliver y Nav, “Lemonade” es una de esas canciones que sabe moverse con avidez entre los brillos del rap y del pop mainstream, y el existencialismo oscuro y pujante del underground san angelino. Alternando fraseos sobre un beat ácido y desértico, con reminiscencias latinas muy claras, los tres invitados encienden la fiesta a puro disfrute nostálgico.

Nas feat. The Firm, AZ, Foxy Brown & Cormega - “Full Circle”

Dos años tardó Nas en sacar el sucesor del disparejo Nasir (2018) y la corta espera sin dudas que valió la pena. A sus 46 años, Nasir bin Olu Dara Jones tiene una de las espaldas más anchas del hip hop, algo que en gran parte se debe a la revolución que significó su magnífico disco debut, Illmatic (1994), trabajo que será para siempre categorizado como el mejor de su carrera y recordado como uno de los álbumes que marcó a una generación entera de la mano de una lírica cruda, honesta y plagada de recursos poéticos, de un estilo por completo zigzagueante, y de una producción estelar que supo conjugar una importante cantidad de elementos detrás de beats pesados, de arreglos melódicos precisos y de una atmósfera tan minimalista como llena de libertad.

Por el contexto y por el peso específico de Nas, King’s Disease se convirtió en uno de los discos más esperados de un 2020 extraño y apocalíptico. Es una obra que demuestra que el rapero se encuentra a la altura de las circunstancias: su decimotercer trabajo de estudio es muy fino y marca un arco histórico en sus colaboraciones que conecta el componente nostálgico entre ochentoso y noventoso del movimiento con las –también– arduas luchas del presente. Y dentro de todo ese universo de posibilidades, la canción que más resalta es “Full Circle". Ya desde su nombre, este exquisito throwback trae a la mesa una vez más a ese supergrupo llamado The Firm y nos sumerge en una atmósfera clásica en la que la calma no es más que un estado de alerta. Dominando un beat con muchas texturas, bien vintage, Nas intercambia disparos filosos y profundos con AZ, Foxy Brown y Cormega, para luego cerrar el círculo dando lugar a la emocionante aparición de Dr. Dre en los versos finales, quedando en claro cuánto lo extrañamos.

NLE Choppa - “Top Shotta Flow”

A sus 17 años, NLE Choppa ha conseguido llamar la atención del hip hop por su furioso talento. Oriundo de Memphis, Tennessee, Bryson Lashun Potts ascendió velozmente exhibiéndose como un hijo de tres movimientos: el que aglutina al emo y soundcloud rap; el que representa al trap más clásico y pesado, salido de las entrañas de Atlanta; y el que conocemos como drill rap, nacido y criado en Chicago. Es sorprendente que alguien tan joven como NLE Choppa haya logrado encontrar un equilibrio entre todas estas corrientes sonoras y además agregar a la mezcla una dosis de conciencia social. Para su fortuna, es muy claro que encasillarlo parece misión imposible y que no le tiene miedo a mostrarse tal cual es sin que la pose gangsta lo consuma y convierta en una pantomima lamentable.

Alcanza una sola escucha para elogiar la estructura de "Top Shotta Flow": dividido en dos partes, tiene un hilo conductor narrativo y musical que pasa de una atmósfera más experimental y relajada –en la que se muestra más vulnerable– a una oscura en la que la aceleración, la paranoia y la muerte son ley. Sin quedarse con ninguna de ambas posturas y describiendo la realidad de las calles de Memphis con mucha crudeza y precisión, este prolífico rapero se luce con un estilo tan agresivo como melódico y también se anima a explorar los terrenos del hip hop clásico, estableciendo un puente con una serie de nombres históricos que, poco a poco, empiezan a ver cómo florecen sus semillas en las almas y cuerpos de las generaciones más frescas.