|
14/05/2021

1clap deambula por los deseos y sueños de una discoteca en su nuevo track: "Transeúnte"

El segundo single del proyecto del productor argentino Julián Príncipe es un despliegue feroz de jungle y drum and bass.

1clap es el proyecto solista de Julián Príncipe, productor de artistas como Gativideo, Panchito Villa, Arisca y Verano Sin Pileta. Luego de haber presentado su primer single el año pasado, "TRMNT", este año está de regreso con un segundo track publicado a través del sello local de electrónica Dajnow, titulado "Transeúnte".

Mientras que su debut deambulaba entre los ambientes amplios y cristalinos del trance progresivo, esta nueva canción es una muestra más agresiva y directa de la influencia que géneros como el jungle y el drum and bass tienen sobre Príncipe. La composición está guiada por estos ritmos potentes, oscilando entre una oscuridad trágica, moods familiares y la discoteca. Las percusiones están bien al frente y se sienten coloridas, como el mismo arte de tapa del lanzamiento; 1clap busca mover al oyente a través de tonos fuertes y mixtos, como una experiencia sinestésica.

También es llamativo el pequeño quiebre cerca de los 2 minutos, cuando el tema se despliega de manera horizontal y no vertical para poder desplegar sus colores. El ritmo se va y solo quedan voces algo distantes cortesía de Arisca, que nunca llegan al punto de catarsis sino que dejan al oyente deseando, esperando algo más concreto y puntual, algo que invada los sentidos y se apodere del paisaje sonoro... y sin embargo, eso nunca sucede. Volvemos al beat anterior, como si el tema tomara una forma cíclica y volviera a los sentidos iniciales. 1clap tiene un plan en su cabeza; pero cuál es ese plan, no lo sabemos, solo hay que confiar.

1clap busca “tomar la cultura rave como materia prima para trabajarla desde un enfoque orgánico y personal”, en palabras de Príncipe. Eso se percibe de maneras inesperadas en “Transeúnte”. Al trabajar con ritmos tan orgánicos y feroces, y combinarlos con melodías que no aspiran a tomar una materialidad corpórea, el productor parece crear una figura colorida sin forma concreta, que pasa a través y alrededor de los cuerpos en la discoteca, y se pregunta cuáles son sus historias, sus deseos, sus pasiones, y planea invadirlos. Tomando estas mentes todavía jóvenes, se infiltra en ellas para crear un mundo propio, libre de peligro y restricciones. Sin embargo, esos monstruos personales abstractos logran entrar, en contra de su voluntad; por lo cual, debe dar un paso atrás, volver a su deambulación sin camino. Al menos, por ahora. Un transeúnte de verdad.

Escuchá a 1clap en plataformas de streaming (Bandcamp, Spotify, Apple Music).

Ver más sobre: 1clapMúsica en Argentina