|
09/11/2020

5 grandes canciones que fueron inspiradas en libros

Un listado de canciones que documentan el cruce entre literatura y rock.

Los cruces entre el rock y los libros han sido importantes desde los comienzos del género. Artistas fundamentales de la escena no solo han sido grandes músicos sino también excelentes letristas capaces de contar historias de un modo original. De hecho, Bob Dylan ganó el Nobel de Literatura en 2016.

A continuación, repasamos cinco grandes temas de bandas muy exitosas que fueron inspirados en la obra de algunos escritores.

Ramones - "Pet Sematary"

Basada en Pet Sematary (1983) de Stephen King.

Con este track, la banda neoyorkina le imprimió su rebeldía a esta famosa historia del maestro del terror que ha sido llevada a la pantalla grande en más de una oportunidad. Si bien este tema forma parte del disco Brain Drain, el grupo la preparó originalmente para la banda sonora de la primera adaptación cinematográfica de esa novela. Según lo publicado en distintos medios, Dee Dee Ramone escribió la letra en el sótano de la casa del propio Stephen en Bangor, Maine. A King le encantó el resultado final.

Red Hot Chili Peppers - "Yerte The Turtle"

Basada en Yertle La tortuga y otras historias (1950) de Dr. Seuss.

Los rockeros californianos se animaron a darle su toque a este libro tan incendiario. Se trató de un ejercicio dominado por lo absurdo y por una libertad creativa bastante divertida. Para muchos, es una muestra ideal de la era en la que los Peppers experimentaron a todo lo que da con diversas drogas recreativas. Ellos arrancan esta canción con una narración bastante tierna e inesperada: "En una lejana isla de Salamasond/ Yertle la tortuga/ Era el rey del estanque, un bonito estanque".

Iron Maiden - "Brave New World"

Basado en Un mundo feliz (1932) de Aldous Huxley.

La gran novela distópica marcó un antes y un después en la literatura moderna, pero también ha influido en el imaginario de artistas de otras disciplinas. En sus páginas se narra cómo un "Estado mundial" oprime a la humanidad por medio de una droga llamada "Soma". Bruce Dickinson se basó en esa idea aterradora para escribir este potente tema cargado de distorsión que en su letra dice: "Lo que ves no es real, los que lo saben no te lo dirán/ Todo está perdido, tu alma fue vendida a este nuevo mundo".

Jimmy Eat World - "Goodbye Sky Harbor"

Basado en A prayer for Owen Meany (1989) de John Irving.

El estilo compositivo de Jim Adkins y compañía calzó a la perfección con este libro. En sus páginas se esboza un drama complejo, en el que la amistad juega un papel fundamental. A su vez, es un relato que retrata a la perfección ciertos aspectos del estilo de vida estadounidense durante el siglo XX, sobre todo lo relacionado con la guerra de Vietnam. En vista de que el libro de Irving fue censurado durante muchos años en su país, de alguna manera la agrupación oriunda de Arizona quiso retomar tal crítica al espíritu bélico norteamericano con este single.

Nirvana - "Scentless Apprentice"

Basado en El Perfume: La historia de un asesino (1985) de Patrick Süskind.

De acuerdo con varios de sus biógrafos, Kurt Cobain llegó a leer hasta 10 veces esta historia que se centra en un homicida en serie sin olor corporal propio, pero dotado de hiperosmia (un sentido del olfato privilegiado). En sus propias palabras, el mítico rockero decía que tal novela le ayudaba a superar sus episodios de hipocondría y además le daba ideas para escribir, pues se estaba quedando sin inspiración. El nacido en Seattle honra a ese extraño personaje tan anti-social con líneas como "él nació sin olor y sin sentido, nació siendo un aprendiz sin olor".