Hace unos días publicamos el hermoso cartel del Festival Coachella 2017, que incluye como headliners a Radiohead, Beyoncé y Kendrick Lamar.

Ahora el Washington Post afirma que el empresario Philip Anschutz, director de Anschutz Entertainment Group (AEG Live) y dueño de los derechos del festival, aportó entre 2010 y 2013 a la fundación Anschutz financió activamente causas conservadoras como Alliance Defending Freedom, Family Research Council y National Christian Foundation. Tres grupos conocidos por ejercer presión y hacer campaña contra los derechos LGTB. En la misma web del Family Research Council consideran que llevan a cabo políticas anti-homosexuales, anti-transgénero y anti-aborto.

Por su lado Aschultz calificó al informe como “noticias falsas y basura”. En unas declaraciones aseguraba:

“Ni yo ni mis empresas apoyamos a ninguna organización con el objetivo de estar financiando iniciativas que atenten contra las personas LGTB y cuando tenemos noticia de que está ocurriendo algo así, hacemos que las donaciones a esos grupos cesen de forma inmediata”.

Ahora también Pitchfork dio a conocer que las donaciones a estos grupos no solo fueron de 2010 y 2013, sino que también en el año 2015. Y es que una declaración de impuestos muestra que la fundación donó 75.000$ a Alliance Defending Freedom y 15.000$ a la National Christian Foundation en noviembre de ese año.

Cole Finegan, abogada de la firma de abogados que representa a AEG, dijo a Pitchfork que dichas contribuciones se detuvieron después del 2015.

“Una vez que se nos explicó que había un problema, se detuvieron”, aseguró Finegan.

Desde que esta controvertida noticia ha salido a la luz, se ha formado un grupo pidiendo a los cabezas de cartel del Coachella, Beyoncé, Kendrick Lamar y Radiohead, donar lo ganado en el festival a grupos pro-LGTB. La petición ya lleva más 7.000 firmas, para ingresar la tuya tenes que hacer click acá.

Comunidad Indie Hoy