A sus 53 años, Björk sigue sorprendiendo con sus audaces apariciones públicas. Según reporta Dazed, la música volvió el pasado 11 de abril a su antigua escuela de baile en Reikiavik, su ciudad natal en Islandia. El motivo de su visita al centro educativo fue la presentación de un movido DJ set. Durante el mismo, pasó canciones de sus músicos favoritos.

Dentro del listado de tracks, incluyó temas de Death Grips como «Guillotine». Cabe destacar que ya en el pasado Björk ha colaborado con dicha banda de hip hop y hardcore digital. Por ejemplo, aportó vocalmente al disco Niggas On The Moon, publicado por la formación de Sacramento en 2014.

De cualquier forma, algunos de los presentes en la velada describieron la participación de la artista como «salvaje» pese a que no cantó. Te invitamos a ver algunos registros audiovisuales de la ocasión a continuación.

Pero esta no es la primera vez que la cantante y compositora hace las veces de DJ. Hace unos años también se presentó en una fiesta de RuPaul Drag Race.

Lo más reciente que habíamos comentado sobre esta mágica artista es que reeditó su discografía en nueve casetes de colores.