Bobby Gillespie, el líder de Primal Scream, fue uno de los invitados en el más reciente episodio del programa televisivo de política The Week que emite la BBC. Pero no la pasó nada bien.

Como varios medios reportaron, Gillespie fue invitado para hacer públicas sus opiniones sobre el Brexit. “Políticamente, estamos retrocediendo. Estamos volviendo a los años ’30”, declaró el músico ante las preguntas del conductor Andrew Neil. Sin embargo, el tono periodístico y serio de la conversación se terminó cuando Neil invitó a los panelistas y su invitado a hacer el “Skibidi challenge“, un absurdo baile que se volvió viral en los últimos días.

Michael Portillo, periodista y ex político, y Caroline Flint, diputada del Partido Laborista, le siguieron el juego a Neil, pero Gillespie se negó rotundamente y se quedó sentado poniendo una cara que evidenciaba su malestar.

Después de lo ocurrido, Gillespie publicó en Instagram un comunicado en el que detalla su olvidable experiencia en el programa. Según él, quería agregar que todo el retroceso político del Reino Unido está relacionado con “el auge del fascismo en Europa y en todo el mundo”, pero que Neil lo “interrumpió inmediatamente” para darle voz a Portillo. Según el músico, el host de The Week “percibió una opinión alternativa por mi parte que no quería escuchar y me quitó la palabra”.

Sobre el baile, detalló:

“Cuando llegué antes de la emisión del programa, los productores me preguntaron si quería participar en el baile al final del show, me negué y entonces su actitud hacia mí cambió. Cuando el programa terminó, Caroline Flint, Michael Portillo, Andrew Neil y los productores y equipo del programa abrieron una copa de champán (¿o era vino?) y brindaron entre ellos. Ver aquello fue horripilante”.

View this post on Instagram

I was asked to go on “This Week” show on @bbc last night to discuss “Progress”, My line of reasoning was that here in the U.K. we are not progressing but regressing back to the social inequalities of the 1930’s due to the failure of 40 years of Free Market Capitalism, and tying that in with the rise of Fascism in Europe & all over the world; I was immediately cut off by Andrew Neil who quickly handed the question over to Michael Portillo. I never got to say what I fully wanted, my impression was that Andrew Neil sensed an alternative opinion that he didn’t want to hear and closed me down. I found him to be arrogant, rude & smug. When I arrived before the show, the Producers asked me if I would take part in this ‘dance’ idea at the end of the show ; I refused, after that their attitude towards me changed. After it finished, the Labour M.P. Caroline Flint joined Michael Portillo, Andrew Neil & the Producer / crew as they cracked open the Champagne ( or Wine? ) and toasted each other, it was a sickening sight. This film sums up the attitude of the political class of our country, and the media who support / serve / enable them. You can watch the whole scene on @bbciplayer RG via @raven__smith

A post shared by Primal Scream (@primalscreamofficial) on