A mediados de 2015, los Foo Fighters se presentaron en Gotemburgo y dieron uno de esos show que quedará para la historia, quizás no tanto por el desempeño de Dave Grohl y compañía sobre la tarima, sino por el hecho de que esa noche el ex Nirvana se fracturó la pierna en medio del setlist y, tras un breve paso por el hospital, fue capaz de volver a terminar el concierto.

Más de cuatro años después de aquel momento, los Foo volvieron a Suecia para presentarse en Estocolmo, como parte de la primera edición del Lollapalooza en ese país, y Dave no tuvo mejor idea que honrar al médico que lo atendió esa trágica noche de junio dedicándole el tema “My Hero” e invitándolo a subir al escenario. Podés ver el momento al final de la nota.

“¡Ahí está!, ¡cántenle a él!”, gritaba Grohl mientras el público alzaba al joven doctor que se encargó de que pudiera volver al escenario en aquella ocasión. La audiencia presente se volvió loca con lo que estaba sucediendo y los que estaban cerca del médico decidieron llevarla hacia adelante, para que subiera al escenario. Una vez sobre la tarima, el frontman y al muchacho compartieron un sincero abrazo.