Los shows de Foo Fighters siempre están llenos de sorpresas. Su líder, Dave Grohl, tiene un alto componente de comicidad que lo utiliza para interactuar con su público.

Este pasado miércoles la banda dio un concierto en Las Vegas y Grohl hizo una de las suyas pero, esta vez, fue accidental. Fue durante un solo de guitarra que Dave se acercó al público, cuando un fan le extendió la mano y, acto seguido, le ofreció una lata de cerveza. Haciendo un acting, Grohl intentó tomar la cerveza sin usar sus manos y ahí comenzó el desmadre chaplinesco.

Luego de volcar parte de la lata sobre una caja de sonido, Dave toma, al fin, la cerveza entre sus manos y hace “fondo blanco”. Pero su actitud rockera tuvo un final algo accidentado… al querer volver al centro del escenario, Grohl pierde el equilibrio y se cae sobre uno de sus seguridad.

Mirá el cómico momento:

Pero, como buen showman, Dave se levanta y sigue tocando la guitarra como si nada. El músico nunca se queda quieto, así que además de sus incesantes giras con Foo Fighters, Grohl se encuentra trabajando en una película sobre su vida.