|
28/06/2019

David Gilmour vende la guitarra de "Comfortably Numb" a una cifra récord

Como te anticipamos a finales de enero, David Gilmour subastó 126 guitarras de su colección a través de la casa Christie’s.

El evento, llevado a cabo ayer en Nueva York, fue un total éxito y las posesiones del ex líder de Pink Floyd se tradujeron en la colosal suma de 21,5 millones de dólares que Gilmour destinará a varias organizaciones con las que suele colaborar, centradas en la lucha contra el hambre y el apoyo a las personas sin techo.

Entre los codiciados instrumentos se encontraba The Black Strat, la Fender Stratocaster negra de 1969 que fue usada en himnos de la música como "Comfortably Numb", "Money" y "Shine On You Crazy Diamond", y que Gilmour también utilizó en su carrera en solitario, tocándola en los álbumes About Face, On An Island, Rattle That Lock, y su debut homónimo como solista de 1978.

La venta de la mencionada Fender le embolsó al músico por 3.975.000 dólares, estableciendo así un récord para cualquier guitarra subastada en la historia.

En otro momento de la subasta, la viola favorita de David, la acústica C.F. Martin & Company Nazareth D-35 de 1969, también se vendió por más de un millón de verdes. Cabe recordar que esta fue su guitarra de estudio principal desde 1971 y se usó tanto para la escritura y la preproducción de The Dark Side Of The Moon como para la grabación de Obscured By Clouds.

La Stratocaster blanca empleada para grabar las partes rítmicas de "Another Brick In The Wall (Part 2)" también se vendió por 1.82 millones. Este fue un nuevo récord mundial para una Fender Stratocaster hasta que Black Strat se hizo de tal título horas más tarde.

A su vez, una Gibson Goldtop Les Paul de 1955, famosa por el solo del inglés en “Another Brick in the Wall (Part 2)”, fue comprada por 447 mil dólares, cuando su precio había sido estimado entre 30 y los 50 mil verdes. El número final estableció un nuevo récord de subasta para un Gibson Les Paul.