|
13/09/2021

De The Beatles a Oasis: 5 bandas que se separaron de manera polémica

Aunque gozaron de momentos de éxito altísimos, muchas bandas no supieron manejar las cosas de la mejor manera y terminaron separadas de formas muy polémicas. A continuación, 5 ejemplos.

"Nada es para siempre" reza una popular canción y, nos guste o no, esta frase encierra una gran verdad. Testimonio de ello dan muchas bandas que, aunque gozaron de momentos de éxito altísimos, no supieron manejar las cosas de la mejor manera y terminaron separadas de formas muy polémicas.

A continuación, te presentamos una lista de cinco bandas que se separaron (vía Far Out):

Oasis

Las cosas supuestamente se habían estado calentando durante un tiempo entre Noel y Liam Gallagher, los hermanos que lideraban Oasis, antes de que finalmente llegara a un punto crítico en agosto de 2009. Confirmada para aparecer en el festival Rock en Seine de París, la dupla oriunda de Mánchester tuvo una pelea física entre bastidores. Se dice que Liam rompió una de las guitarras de Noel en un ataque de ira. Poco después de la pelea, la banda anunció oficialmente su ruptura.

The Beatles

Formados en 1960, los Fab Four de Liverpool se separaron en 1970, tras una década plagada de hits, éxito y de haber cambiado la música para siempre. Para 1966, los Beatles habían dejado de hacer giras y esta nueva imagen de la banda los llevó a su mejor trabajo, pero también los arrojó al agotamiento, el consumo de drogas y las luchas internas. Incluso escribieron temas como indirectas entre ellos.

El líder John Lennon decidió dar un paso al costado en 1969, sin ningún anuncio formal a los medios. De hecho, el público no se enteró de la situación hasta que Paul McCartney anunció su primer álbum en solitario en 1970. Luego, su coequiper hizo su declaración.

Guns N' Roses

Debido al estilo de vida de sus miembros, el conjunto de Los Ángeles era una bomba de tiempo destinada a implosionar en algún momento. El álbum debut de la banda, Appetite for Destruction, fue un gran éxito, y el nivel de estrellato que trajo también vino con una gran cantidad de drogas e infló los egos de la banda a un nivel ridículo.

Ya en 1990, las cosas comenzaron a desmoronarse: el baterista Steven Adler fue despedido por su adicción a las drogas y el líder Axl Rose se volvió insoportable porque llegaba tarde a los shows y supuestamente incluso tomó al grupo como rehén una noche antes de un concierto, lo que obligó a los otros miembros de la banda, Duff McKagan y Slash, a ceder sus derechos sobre el nombre de la banda.

En 1993, Axl llamó a Slash un "cáncer" y eso marcó el final de la formación original. O al menos así fue hasta que en 2016 Slash y McKagan regresaron.

Pink Floyd

Los héroes británicos del rock progresivo sufrieron numerosos cismas a lo largo de los años. Caracterizados principalmente por el enfrentamiento entre los principales compositores, Roger Waters y David Gilmour, los otros miembros Richard Wright y Nick Mason tampoco escaparon de las consecuencias.

Waters tomó la decisión de salirse a mediados de los 80 y lo que siguió fue una disputa legal sobre el uso del nombre de la banda. Gilmour afirmó que Waters dejó Pink Floyd para acelerar su desaparición, y Waters afirmó que los otros tres miembros de la banda lo expulsaron y amenazaron con demandar a menos que se retirara. El grupo se reuniría para una breve actuación en Live Aid en 2005, pero en 2006 estaban "definitivamente muertos".

The Police

El trío new wave duró desde 1977 hasta 1984. Tuvieron muchos sencillos de éxito, y son aclamados retrospectivamente como uno de los grupos definitorios de la era. Sin embargo, el conjunto también se vio empañado por las luchas internas y el choque de egos, ayudado por el hecho de que ninguno de los integrantes tenía nada en común aparte de la música.

Las cosas finalmente se derrumbaron para The Police después de su gira de 1984 por el exitoso álbum Synchronicity. Sting se estaba cansando del baterista Stewart Copeland y Copeland se estaba frustrando cada vez más con la forma en que la banda comenzaba a centrarse en lo que él veía como el ego excesivamente inflado de su compañero.

Al parecer, el cantante y bajista se descarriló con Copeland y el guitarrista Andy Summers. Sting citó el hecho de que no tenían nada en común y "dejó" la banda para embarcarse en una carrera en solitario. Aún así, se las arreglaron para reunirse para una gira entre 2007 y 2008.