Empleados de la sucursal del Museo del Louvre en Abu Dhabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, dieron a conocer que no saben dónde se encuentra el cuadro Salvator Mundi, la pintura por Leonardo da Vinci conocida por ser la obra más cara de la historia después de que fuera adquirida en noviembre de 2017 por más de 450 millones de dólares por el príncipe y heredero saudí, Mohammed bin Salman.

Según declaró una fuente anónima a The New York Times, trabajadores del reconocido museo confesaron que “no tienen conocimiento del paradero” de este óleo del gran Da Vinci que data del 1500 y que representa a Jesús vestido con una túnica renacentista mientras hace un gesto de bendición con una mano y con la otra sostiene una esfera de cristal. Cabe destacar que el Departamento de Cultura de Abu Dhabi había anunciado el año pasado que de alguna manera había adquirido esta obra que fue redescubierta en 2005 para exhibirla en el Louvre local, pero el evento de presentación de la misma se terminó cancelando sin explicación.

Siempre acorde al artículo publicado por el Times, al notar que nunca estuvo claro cómo Abu Dhabi pudo haber adquirido la pintura de los saudíes en primer lugar, ya sea por un regalo, un préstamo o una venta privada, algunos especularon que el príncipe Mohammed podría simplemente haber decidido conservarla.

Mientras que la Embajada de Arabia Saudita en Washington D.C. y el Louvre se negaron a emitir comentario alguno sobre el asunto, alguien que sí se expresó con respecto al tema fue Dianne Modestini, profesora del Instituto de Bellas Artes de la Universidad de Nueva York y conservadora que ha trabajado en el Salvator Mundi.

“Es trágico”, dijo Modestini:

“Privar a los amantes del arte y a muchos otros que se emocionaron con este cuadro, una obra maestra de tal rareza, es profundamente injusto”.