Noticias
|
24/12/2020

Desde Ramones hasta Pearl Jam: 3 canciones de Navidad poco tradicionales

Tres canciones que logran transmitir el espíritu navideño de una manera menos tradicional.

Pearl Jam / Ramones / Joni Mitchell

Las canciones navideñas no siempre están bien vistas. De hecho, suele existir el prejuicio de que si una banda o artista saca una composición de este estilo, tendrá un tinte comercial, por lo general cursi y azucarado. Sin embargo, existen muchas canciones que logran transmitir el espíritu navideño de una manera menos tradicional.

Por esta razón, a continuación te presentamos una lista de tres canciones -y un bonus track- interpretadas por artistas muy reconocidos que no necesitaron hacer villancicos para abordar la temática.

Joni Mitchell - "River"

Esta canción del álbum Blue (1971) es, sin dudas, una de las más hermosas de Mitchell y una de las favoritas del período festivo. El tema se cree que fue inspirado por la relación entre Joni y el músico Graham Nash. La canción hace referencia a la ruptura de una relación romántica y la cantante atraviesa un estado de nostalgia y deseo de escapar del vínculo emocional que tanto dolor le causa.

Pearl Jam - "Let Me Sleep (It’s Christmas Time)"

Esta canción de 1991 logra el balance perfecto entre encajar en el período festivo sin comprometerse por completo: se ajusta cómodamente a otras canciones con espíritu navideño pero puede fácilmente ser una canción más de Pearl Jam. Escrita específicamente para la época de Navidad, la distintiva voz de Eddie Vedder encuentra un cálido hábitat y proporciona un tinte de consuelo.

Ramones - "Merry Christmas (I Don’t Want to Fight Tonight)"

Cuando Ramones figura en alguna lista de canciones, hay garantizados tres minutos de acordes furiosos y eso no cambia por tratarse de una canción navideña. Punk y poderosa, Joey, Johnny, Dee Dee y Tommy brindan una pieza brillante de música navideña.

Bonus track: Laura Marling - "Goodbye England (Covered in Snow)"

Una de las canciones festivas más disfrutables de la lista es esta pieza lanzada en 2010 como parte de su segundo álbum de estudio I Speak Because I Can. En esta oportunidad, la idílica voz de Marling transporta a quien la escucha a algún lugar sereno y nevado de Gran Bretaña.