Foto David Gilmour: Facebook de David Gilmour

En el mundo de las guitarras, hay un podio especial para la pasión y el virtuosismo de Jimi Hendrix. De igual forma, dentro de los guitarristas más legendarios encontramos a David Gilmour (Pink Floyd). Lo que pocos esperábamos saber por estos días es que este último fue técnico del primero durante un día.

Según reporta Louder Sound, Gilmour le contó a Prog Magazine que mezcló el sonido en vivo el sonido de Hendrix durante el Festival de la isla de Wight a fines de agosto de 1970. Aquel recital llegó a ser tan icónico que luego se lo conoció como «el Woodstock británico».

Por entonces, acudieron 600.000 personas. No obstante, la logística se vio en problemas porque buena parte del público entró tras derribar las cercas de acceso. Si bien Gilmour comenta que había ido como un espectador más, anotó que terminó colaborando tras bambalinas:

«Tenía ganas de ver el Festival. Inclusive acampé en una tienda de campaña, como un fan más. Pero llegué al backstage donde el roadie principal, Peter Watts, intentaba lidiar con todo el caos, con Charlie Watkins, de la compañía de amplificadores WEM… Estaban bastante nerviosos, tenían que mezclar el sonido de Jimi Hendrix. Hice algunas mezclas por esos días y me pidieron: Por favor, ‘¡Ayuda! ¡Ayuda!’ Así que lo hice y pudo mejorar el sonido de Jimi».

Por desgracia, David recuerda que no llegó a interactuar directamente con Hendrix. Asimismo, afirma que ya lo conocía de antes y era un gran admirador de su estilo. Sin dudas, fue una jornada histórica porque se trató de una de las últimas actuaciones de Jimi, quien fallecería pocas semanas después, el 18 de septiembre de ese mismo año en Londres.