Al igual que ocurrió en muchas otras bandas, en algún momento de sus vidas los miembros de los Guns N’ Roses fueron completos extraños el uno del otro, pero, para por fortuna para los melómanos y fans del grupo, sus caminos se cruzaron y el resto es historia.

Aunque el encuentro se produjo allá por mediados de la década de los 80, recientemente Duff McKagan fue entrevistado por su colega Henry Rollins para uDiscover Music y rememoró sus primeras impresiones sobre Axl Rose y Slash, la dupla con la que poco tiempo después formaría uno de los conjuntos de hard rock más conocidos del mundo.

«Conocí a Slash la primera o segunda semana después de llegar a Los Ángeles a través de un anuncio. Su nombre era Slash”, recordó el bajista. «Sus influencias eran Fear y Alice Cooper. Yo pensé: ‘Creo que debe ser un chico punk rock de mi misma edad’. Me encontré con Slash y él no era un chico punk rock, pero tenía más o menos mi edad. Había visto a The Germs…”

Acto seguido, el músico continuó: “[Slash] me llevó a un show y fueron Axl y L.A. GUNS. A pesar de que no recuerdo demasiado sobre la música, recuerdo que salió con fuerza, como este tipo Henry Rollins que había visto en 1981. Podría decir que se preparó para el concierto. Retrocedí cuando salió al escenario. Tenía esa ira y no era falsa. Sabía cómo reconocer lo que era real y eso era real. Me encanta alejarme del escenario hasta el día de hoy. Me encanta una banda que me asuste un poco.»

Los Guns N’ Roses volverán a las carreteras para lo que se espera que sea el tramo final de su gira Not In This Lifetime, la misma que vio a McKagan reunirse con Slash y Rose por primera vez en más de 20 años, el 25 de septiembre en Charlotte.

Desde que comenzó el tour en abril de 2016, el grupo vendió más de 561 millones de dólares en boletos, lo que la convierte en la tercera gira más taquillera de la historia.