Categorías: Noticias
| Publicado
04/08/2020

Erlend Øye publica disco sorpresa junto a Sebastian Maschat de The Whitest Boy Alive

Quarantine At El Ganzo ya está disponible en plataformas.

Foto: Gentileza de prensa

Erlend Øye aprovechó esta temporada de aislamiento social para gestar Quarantine At El Ganzo, un nuevo álbum de 14 canciones que realizó en colaboración con su amigo y colega Sebastian Maschat.

La historia detrás del título de este disco es bastante particular, pues el carismático músico noruego había viajado a México junto al resto de integrantes de su banda The Whitest Boy Alive. Erlend y compañía llegaron al país centroamericano durante marzo de este año para presentarse en varios festivales, pero todos sus recitales fueron cancelados apenas se conoció la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

De igual manera, Øye y sus coequiperos no pudieron salir del país para volver a casa debido al cierre temporal de la mayoría de rutas aéreas. Entonces, los integrantes de la agrupación tomaron caminos distintos para pasar esas semanas: Erlend, Sebastian y su agente de booking Jorge, viajaron a San José del Cabo y se hospedaron en el hotel El Ganzo; mientras que Daniel y Marcin se quedaron en el Distrito Federal.

Foto: Gentileza de prensa

En vista de que iba a tener mucho tiempo libre, Maschat empezó a grabar "Wipeout", una canción que había escrito acerca del surf. Al poco tiempo, se sumó Paco en el bajo, un ingeniero local y Jorge agarró la batería, Erlend su guitarra eléctrica y Sebastian asumió el rol de cantante. Fue así como nació la primera canción de esta placa.

A través de un comunicado de prensa, el autor de temas como "Garota" se refirió a esa experiencia:

"La gran sorpresa fue que Maschat había estado escribiendo canciones en secreto los 15 años que llevábamos como banda, así que tuvimos una colección muy amplia para elegir. También tenía varias canciones que no había grabado así que comenzamos la batalla de selección y empezamos a grabar".

Otro dato curioso que reveló el artista nórdico es que Bear Kittay, uno de los dueños del hotel, se les unió con su guitarra, y más adelante se solidarizó con ellos al ofrecerle quedarse el tiempo que necesitaran, así como les puso a disposición el estudio para que registraran sus composiciones. Asimismo, este disco es definido por sus artífices como "como un álbum solista con dos vocalistas".

Escuchá Quarantine at El Ganzo en plataformas de streaming: