A Freddie Mercury, Rod Stewart y Elton John no sólo los unió el ser ingleses, sus incomparables talentos para la música y su éxito dentro del mundo del cuarto arte, sino que también lo hizo el hecho de que una vez consideraron formar un supergrupo.

La información la dio a conocer Rudi Dolezal, amigo íntimo de Mercury y quien grabó, junto al cineasta y productor Hannes Rossacher, el video de “These Are The Days of Our Lives” de Queen el 30 de mayo de 1991, menos de seis meses antes de la muerte del legendario cantante.

Dolezal asistía con frecuencia a las tan conocidas fiestas de Freddie en su casa ubicada en el municipio londinense de Kensington, y afirma que aunque fuera poco probable, la idea de formar una banda junto a John y Rod se barajó una noche que la dupla dijo presente en una de las celebraciones.

“[Freddie] fue el mejor amo de casa que puedas imaginar”, le dijo Dolezal al New York Post. “Me invitaba a sus festejos privados a menudo y, en una cena, los invitados incluían a Rod Stewart y Elton John”.

“Recuerdo que había muchas quejas sobre otros artistas y sobre ellos mismos. Creo que a Rod se le ocurrió la idea de formar un grupo llamado Nose, Teeth & Hair (Nariz, Dientes y Pelo), porque Rod tenía una nariz grande, Elton tenía problemas con su cabello y Freddie tenía sus dientes”, rememoró el director austriaco.

Los comentarios de Dolezal llegaron a la prensa después de que Stewart hizo referencia a la idea en su autobiografía y explicó cómo esta se debatió inicialmente durante una reunión en Los Ángeles.

“Queen alquiló una casa en Bel Air, Los Ángeles, por un tiempo, y Elton y yo pasamos una larga noche ahí con Freddie Mercury, un hombre dulce y divertido al que realmente adoraba, discutiendo la posibilidad de que los tres formáramos un supergrupo”, dijo el rockero de 74 años.

Stewart sentenció:

“El nombre que teníamos en mente era Nose, Teeth & Hair, un tributo a cada uno de nuestros atributos físicos más destacados. La idea general era que pudiéramos parecer vestidos como las Beverley Sisters. De alguna manera, este proyecto nunca llegó a nada, lo cual es una pérdida profunda y perdurable de la música contemporánea”.