Noticias
|
16/11/2020

Hijos de Slash, Robert Trujillo y Scott Weiland forman una banda

Suspect208 está conformada por Noah Weiland, Tye Trujillo, London Hudson (hijo de Slash) y Niko Tsangaris.

¿Te imaginás un grupo conformado por miembros de Stone Temple Pilots, Guns N’ Roses y Metallica? La idea puede parecer tan alocada como imposible, pero lo cierto es que nunca se sabe lo que depara el futuro.

Aún así, hoy en día tenemos una suerte de acercamiento a cómo sería ese supergrupo gracias a Suspect208, una banda conformada por descendientes de integrantes de los tres conjuntos nombrados previamente.

El cuarteto, que el viernes pasado presentó su track debut, “Long Awaited”, está integrado por los hijos de Slash, Robert Trujillo y el fallecido Scott Weiland: London Hudson, de 18 años, tras la batería; Tye Trujillo, de 16, en el bajo bajista y Noah Weiland, de 20 años, como vocalista, respectivamente. A estos se suma el guitarrista Niko Tsangaris, compañero del hijo del violero de GN’R en Classless Act, para cerrar la formación.

Cabe recordar que, durante la primera década del nuevo milenio, los progenitores de Noah y London fueron compañeros en Velvet Revolver, y en una entrevista de 2018 con el podcast Appetite for Distortion, el baterista recordó haber visto por primera vez a su padre, Slash, tocar junto a Weiland, Duff McKagan, Matt Sorum y Dave Kushner.

“Ver a tanta gente en los shows de [Velvet Revolver] fue un poco loco y cómo todos adoraban [a la banda]”, dijo London y agregó:

"Luego, ir a la última gira de GN'R y ver a todas esas personas a las que todavía les gusta su música por cosas mucho más antiguas, fue cuando realmente caí [en lo famoso que es mi papá]".

Por su parte, Tye Trujillo saltó a la fama en 2016 con tan solo 12 años, cuando reemplazó al bajista Reginald "Fieldy" Arvizu para la gira sudamericana de Korn después de que el músico no pudiera hacer los shows debido a "circunstancias imprevistas".

Por aquel entonces, Robert le dijo a NBC Boston que su hijo era "intrépido" mientras actuaba con Korn. "Él llevaba adelante la performance, tocaba las canciones e incluso tenía momentos de improvisación dentro del set, lo cual es realmente un desafío, especialmente para... para cualquiera y mucho más para un niño de 12 años", aseguró.

Escuchá “Long Awaited” a continuación.