Este año Kanye West realizó una promesa que nadie creyó capaz de cumplir: lanzar al menos un disco por mes. Si bien los cálculos no fueron tan estrictos, varios trabajos, siendo algunos de su autoría y otros bajo su producción, se lanzaron en los últimos meses.

Ya sea para enaltecer su narcisismo patológico o para expandir su universo musical (hasta ahora bastante audaz e inabarcable), West se encargó de las producciones de Daytona de Pusha T, Nassir de NasK.T.S.E. de Teyana Taylor. Además de los suyos propios: ye y el genial debut de Kids See Ghosts junto a Kid Cudi. Todos estos discos cuentan con un setlist de siete canciones y no más de treinta minutos de duración.

Todo parecía indicar que West no sacaría más discos este año y que su raid musical se había detenido con “I Love It”, la canción que lanzó a comienzos de septiembre junto al rapero Lil Pump. Pero una foto en su Twitter e Instagram despertó sospechas.

Se trata de una imagen muy similar a la portada de Yeezus, su disco de rap industrial experimental de 2013, pero con algunas variaciones de color. Junto a la imagen escribió “YANDHI” y una fecha: 9/29/18.

Al parecer esa fecha sería la autoimpuesta para el lanzamiento de su noveno disco de estudio, quizás una secuela directa del ya nombrado Yeezus. Ese mismo día el músico de Atlanta se presentará en Saturday Night Live. Puede que sea la oportunidad de presentar alguna canción de este nuevo material que al momento es todo una incógnita.

Comunidad Indie Hoy