Noticias
|
27/04/2022

Klaus Schulze, ícono del krautrock, falleció a los 74 años

El músico y compositor de electrónica está considerado como una de las figuras más importantes de la música electrónica, pues innovó en aspectos que hoy son claves.

En el día de hoy se conoció la triste noticia del fallecimiento de Klaus Schulze a sus 74 años, luego de una larga lucha con una enfermedad. El músico y compositor de electrónica está considerado como una de las figuras más importantes del krautrock y durante su carrera fue influencia para cientos de artistas, ya que innovó en la electrónica en muchos aspectos.

Schulze nació en Berlin en 1947 y tuvo su paso por las bandas alternativas Psy Free, Tangerine Dream y Ash Ra Tempel como percusionista a finales de los 60 y principios de los 70. Pero su fuerte fue su carrera solista, que duró cinco décadas y en la que desarrolló 60 álbumes en los que se sumergió en la experimentación con diferentes instrumentos y máquinas.

Schulze ha sido definido por muchos especialistas como un pionero en varios aspectos técnicos de la música electrónica, como la inclusión de máquinas grabadoras de cinta magnética y órgano eléctrico a mediados de los 70 en su primer disco y la novedosa utilización de sintetizadores y secuenciadores, todas herramientas que serían medulares para la electrónica posterior.

La noticia llegó de la mano de su hijo, quien publicó un comunicado en Facebook: “Con profundo dolor tenemos que informarles que Klaus falleció ayer, el 26 de abril de 2022, a los 74 años después de una larga enfermedad, pero aún así nos dejó repentina e inesperadamente. No solo dejó un gran legado musical, sino también una esposa, dos hijos y cuatro nietos. En nombre de él y de la familia, nos gustaría darles las gracias por su lealtad y apoyo a lo largo de los años – ¡ha significado mucho! Su música seguirá viva y también nuestros recuerdos”.

El hijo de Schulze también destacó que la despedida se mantendrá en privado: “La despedida tendrá lugar en el círculo familiar más cercano, tal como él deseaba. Ya sabes cómo era: su música era importante, no su persona”.