Noticias
07/01/2023

La canción de David Bowie que se inspiró en un programa infantil

Esta balada de piano formó parte del disco Heathen(2002). Conocela acá.

Detrás de las canciones de todo artista se esconden decenas de historias e inspiraciones que impulsaron a la persona a escribir el track en cuestión. En el caso de "Slip Away", lo que llevó a David Bowie a crearla fue un show para niños. Incluido en el disco Heathen de 2002, el tema que fue titulado originalmente "Uncle Floyd" es una balada de piano que, según afirma Far Out Magazine, “fue inspirada y escrita en homenaje a The Uncle Floyd Show, creado por el comediante y titiritero nativo de Nueva Jersey, Floyd Vivino, quien presentó el programa durante más de 20 años, entre 1974 y 1998”.

Un show para chicos y grandes

Si bien el show era vendido como una creación orientada hacia los más pequeños, The Uncle Floyd Show fue escrito para adultos y se caracterizaba por su simplicidad: solo se utilizaba un solo micrófono, una iluminación básica y una variedad de accesorios. Con esos pocos recursos, Vivino logró transformar su show en uno de los más extraños y anárquicos de la televisión.

“A Floyd también se unieron una serie de personajes secundarios, incluido Oogie, el payaso de un ventrílocuo rescatado de una tienda de magia en ruinas en Times Square, y Bones Boy, el esqueleto, cuyos nombres son verificados por Bowie”, asegura el citado medio británico.

A finales de los años 70, todos los que conocía corrían a casa en un momento determinado de la tarde para ver el Uncle Floyd Show”, recordó el Duque Blanco en una entrevista que luego fue publicada en su página oficial. “Estaba en el canal 68 de UHF, y el programa parecía haber sido hecho desde su sala de estar en Nueva Jersey. Todos sus amigos estaban involucrados y fue furor”.

“Tenía ese tipo de atractivo de Soupy Sales, y aunque aparentemente estaba dirigido a niños, conocía a muchas personas de mi edad que simplemente no se lo perderían. Terminaban en el suelo de la risa, era tan divertido. Dos de los habituales del show eran Oogie y Bones Boy, unos ridículos títeres hechos con pelotas de ping-pong o algo así. Aparecen en la canción. Simplemente me encantó ese programa”, agregó el fallecido artista que en 1981 asistió a una edición en vivo de The Uncle Floyd Show en el Bottom Line Nightclub de Nueva York.


Ver más sobre: David Bowie