En este momento quizá sea difícil imaginarnos a Alex Turner y compañía tocando en pequeños bares de su natal Inglaterra, nerviosos y cobrando muy poco, pero así fueron sus inicios, como los de casi cualquier banda: llenos de momentos de lucha y sacrificio.

Pues bien, el debut público de los Arctic Monkeys sucedió hace exactamente hace 15 años (en 2003) en el pub The Grapes de la ciudad de Sheffield. Sobre tal velada, sabemos que el líder de la agrupación, Alex Turner confesó en una entrevista con The Telegraph hace unos años que una de sus principales motivaciones de esa noche para tocar era impresionar a una chica. Más allá del interés por seducir, también comentó lo mucho que habían ensayado y el pánico escénico que sentía, mezclado con la adrenalina de la presentación en cuestión. Concretamente, señaló:

“Nunca había estado sobre una tarima antes en mi vida. Creo que no abrí los ojos durante todo el set. Pero esos 25 minutos fueron increíbles”.

En cuanto a las ganancias que obtuvieron por la fecha, se sabe que fueron de solo £27 libras esterlinas (35 dólares), una cifra que ahora nos resulta irrisoria si pensamos lo que salen un par de boletos para verlos hoy en cualquier parte.

Otro que habló sobre dicho recital fue Brian Ellis, ingeniero de sonido de ese evento, quien en una entrevista con el medio The Star comentó que aunque entonces no conocía de antes a la banda, se podía notar que tenían talento y varias cosas a favor que pocos músicos tenían, como por ejemplo, que tanto el vocalista como el baterista eran excepcionalmente buenos, y sin dudas tenían algo para decir.

Algo más a destacar de aquella historia de sus comienzos es su fanatismo por bandas como The Strokes, a quienes les dedican las primeras palabras de “Star Treatment”, canción que abre su más reciente álbum titulado Tranquility Base Hotel & Casino. Lo que sabemos es que la banda que ahora canta “I just wanted to be one of The Strokes” en su nuevo disco, ciertamente hace más de una década tocaba covers de canciones del grupo abanderado por Julian Casablancas.

Así que a continuación compartimos el setlist de ese show que ahora podemos pensar con nostalgia, la mayoría de temas ejecutados en él son de otros artistas, y los únicos compuestos por los monos árticos vendrían a ser los dos primeros:

01. “Ravey Ravey Ravey Club”
02. “Curtains Closed”
03. “The Rockafeller Skank de Fatboy Slim
04. “Black Math” de The White Stripes
05. “I’m Only Sleeping” de The Beatles
06. “Teenage Kicks” de The Undertones
07. “Hotel Yorba” de The White Stripes
08. “Harmonic Generator” The Datsuns
09. Cover de canción de The Vines
10. Cover de canción de The Strokes
11. Cover de canción de The Jimi Hendrix Experience

Por último, compartimos un fragmento en formato audio del citado concierto.

Comunidad Indie Hoy