Si bien buena parte de la música en la actualidad alude a lo sexual; son muy pocas las propuestas que abordan fetichismos o prácticas como el sadomasoquismo (BDSM). Dentro de las figuras que se atreven a referirse al placer extremo, podemos encontrar a Marilyn Manson; quien, por cierto, hace poco lanzó un dildo con su cara.

Los alemanes de Rammstein también son asiduos provocadores en cuanto a lo erótico e inclusive pornográfico. Así que, para sorpresa de nadie, según reportan algunos medios, el líder de esa agrupación hizo pública su predilección por el sexo bondage hace unos días. Concretamente, Till Lindemann asistió acompañado por una “esclava” o sumisa sadomasoquista a una firma de libros en Moscú. Aunque ese fue un acto que sus seguidores podía esperar de parte suya, sí se generó cierto escándalo entre algunos presentes. De cualquier modo, tanto el cantante como su acompañante vestida de cuero y encadenada posaron para cientos de fotos; algunas de ellas en junto a sus fans.

Y antes de que alguno culpe al músico de machista a causa de ese gesto; resulta pertinente aclarar que tanto él mismo como sus compañeros de banda se han sometidos como “esclavos” en el pasado. Por ejemplo, en el video para su canción “Mein Teil”.