Foto Lorde: Matías Casal

El domingo por la noche Kids See Ghosts, el flamante dúo integrado por Kanye West y Kid Cudi, dio su primer show en vivo con el que cerraron la edición 2018 del Camp Flog Gnaw Carnival, el festival organizado anualmente por Tyler, the Creator en Los Ángeles.

El tan esperado concierto del super productor y rapero de Chicago, y su colega de Cleveland fue transmitido, al igual que el resto del evento, por YouTube a todo el planeta, lo cual ayudó a que una gran cantidad de gente se viera obligada a caer en la comparación con respecto a un elemento de la escenografía: la gran caja traslúcida que colgaba en medio del stage.

Lo curioso de la puesta en escena es que esta resultaba muy similar a la utilizada por Lorde durante su más reciente gira. De hecho, fue dicha caja gigante y transparente creada junto a Es Devlin la que la neozelandesa estrenó durante su performance en el Coachella del año pasado, show que también pudo verse en todo el mundo gracias a la plataforma de video y streaming en vivo de Google.

Al tanto de lo ocurrido, Lorde utilizó su cuenta de Instagram para dejarle saber a todos su opinión sobre el tema. En una historia (que podés ver al final de estas líneas), la oriunda de Takapuna, Auckland, mostró su descontento al disparar:

“Estoy orgullosa del trabajo que hago y es halagador cuando otros artistas se sienten inspirados por eso, en la medida en que deciden probarlo por sí mismos. Pero no roben, ni a las mujeres ni a nadie más, ni en 2018 ni nunca”.

“Construí el espectáculo con [el escenógrafo] Es Devlin, a quien he admirado durante mucho tiempo. Y desde el comienzo, solo queríamos hacer algo que sentíamos que no habíamos visto”, dijo Lorde en una entrevista con Spinoff en 2017.

“Es difícil encontrar cosas que se sientan nuevas, y con la caja se sentía raro, interesante y muy específico para mí… Los dos lo construimos desde cero, intercambiando ideas. Decidí que quería que el concierto siguiera el arco de una noche en mi vida y me encantó la idea de que el show tuviera una narrativa: tener un pico y tener caídas, y construir lentamente de la misma manera en la que lo hace una noche”.

View this post on Instagram

Lorde at Coachella 2017

A post shared by Es Devlin (@esdevlin) on