El 15 de noviembre de 1986, los Beastie Boys daban el primer batacazo de su carrera al lanzar su álbum debut titulado Licensed to Ill. 31 años después de aquel día, una de sus canciones inspiró el nombre de uno de los extraterrestres de The Last Jedi, la octava parte de la saga de Star Wars.

Según informó Entertainment Weekly, el personaje en cuestión es Slowen-Lo, un abednedo que fue nombrado en honor a “Slow and Low”, el décimo segundo tema del tracklist de Licensed to Ill, y cuya voz fue interpretada por Joseph Gordon-Levitt.

La participación del actor ya había sido confirmada meses atrás por el director Rian Johnson, quien ya había trabajado con Gordon-Levitt en los films Brick y Looper. Durante una gira promocional por Japón, Johnson había dicho:

“Lo que puedo decirte es que mi -y aún no lo hemos dicho, pero creo que está bien decirlo- es que mi muy buen amigo, el actor Joseph Gordon-Levitt, que estuvo en una película que hice llamada Looper, hace un cameo como la voz de un extraterrestre en la película. Es una pequeña cosa, muy breve, pero es divertida, y si mirás la película, tal vez puedas escuchar y encontrar la voz de Joe”.

Por otro lado, esta no es la primera vez que una canción de los Beatie Boys sirve de inspiración para un nombre de Star Wars: en The Force Awakens, el director JJ Abrams también hizo una referencia al trío de Nueva York cuando nombró a otro abednedo, piloto de la Resistencia, Ello Asty en honor al disco de 1998, Hello Nasty.

Comunidad Indie Hoy