En 2015 te presentamos a Ságan como un prometedor dúo de dream pop cósmico proveniente de Bogotá. Tres años después, ellos ya cuentan con una brillante trayectoria que ha dejado huella en la escena regional y los posiciona como una de las propuestas con mayor proyección de aquel género de sonidos electrónicos y oníricos.

Luego de entregar canciones tan llenas seducción y oscuridad como Calígula en Cada Célula, su placa debut, la dupla colombiana ahora apuesta por un sonido un poco más luminoso y abocado al dance pop. Aunque sus piezas siguen hablando sobre la lucha con nuestras pasiones más profundas y proponen una exploración desinhibida de las mismas, nos incitan a reinventarnos como método de supervivencia.

Su nuevo álbum se titula II y está compuesto por 12 cortes de estilo bastante diverso. Tenemos entonces que, mientras que en temas como “Polaridad” y “Frío” su sonido es delicado y un tanto místico, en “Todo” y “Cada Paso” cobran protagonismo beats un poco más movidos que coquetean con el house. De igual forma, en el cierre del disco, concretamente en “O cometa”, se canta en portugués y se honra el bossa nova en compañía de los peruanos de Kanaku y El Tigre que son los únicos invitados en la entrega.

De manera que, con una carrera totalmente autogestionada, es innegable que esta formación ha hecho valer la libertad creativa de la cual nos hablaron en la entrevista que nos concedieron el año pasado. Te invitamos a sumergirte en los diversos ritmos y atmósferas radiantes que propone Ságan en dicho nuevo material.