Foto: Matías Casal

El bullying no perdona a nadie y Matthew «Matty» Healy lo sabe ya que, según contó en una reciente entrevista, durante su adolescencia en Mánchester lo molestaban «por tener el cabello largo y lucir como un poofta», un término inglés utilizado para referirse de manera despectiva a los gays de cuerpo pequeño y delgado.

En un diálogo con GQ, el frontman de The 1975 confesó: «Me abofetearon un poco», antes de agregar, «pero ¿quién no sufrió cosas por ser un poco diferente? Es como si nunca me hubiera interesado la masculinidad como idea porque nunca le he tenido miedo”.

«Tal vez sea la dualidad de que mi padre fuera un soldador de clase trabajadora que se graduó en actor y un personaje más bohemio. Era un muchacho de clase trabajadora”, contó Matty.

“Fui testigo de la masculinidad y de ese modelo en mi vida, pero todos sus compañeros eran homosexuales, liberales y de color. Tengo la suerte de nunca haber sido realmente testigo de tantos prejuicios».

En otra parte de la entrevista (que podés leer en su totalidad haciendo click acá), Healy habló sobre el próximo y cuarto disco de The 1975, el cual de momento lleva el nombre de Notes On A Conditional Form y que se lanzará antes de agosto:

«Estamos en un momento en que la gente disfruta de ese nivel de inversión emocional, siempre que sea gratificante y yo hago álbumes. No hago singles. Así que sólo tengo que hacer otro disco. Además, para sentir que tengo un propósito, porque de lo contrario, ¿qué diablos estoy haciendo?».

Por otro lado, Healy, de 29 años, también dijo que espera con interés sus 30 en los que planea trabajar en los proyectos de otras personas y producir bandas sonoras.