Tarde o temprano, a todas las personas que pasan por este mundo les toca abandonarlo y hoy, a sus 82 años, le llegó el turno a Burt Reynolds, el legendario actor hollywoodense que quedará en la memoria de los fanáticos del séptimo arte gracias a sus papeles en un sinfín de películas entre las que se destaca Boogie Nights (1997), la cinta de Paul Thomas Anderson en la que interpretó al cineasta porno Jack Horner y consiguió su única nominación a los Oscars.

La triste noticia fue confirmada por Erik Kritzer, el manager del propio Reynolds, al medio The Hollywood Reporter, el cual también señaló que el deceso se produjo en el Jupiter Medical Center en el sur del estado de Florida donde Reynolds yacía internado en compañía de su familia.

Por otro lado, TMZ agregó que la causa de la muerte de este astro del cine fue un ataque cardíaco, algo esperable para una persona que sufrió reiterados problemas del corazón durante años, llegando al punto de tener que someterse a una riesgosa cirugía cardíaca mayor en febrero de 2010.

Algo que quizás estén preguntándose muchos de los admiradores del actor y del director Quentin Tarantino es qué sucederá con el papel que Reynolds iba a desempeñar en Once Upon a Time in Hollywood.

Con respecto a esto, TMZ aseguró que una fuente ligada al proyecto afirmó que Burt aún no había grabado sus escenas y que sólo tenía programado participar en dos días de producción, por lo que será más fácil reemplazarlo en su rol de George Spahn, el dueño del rancho en el que habitaba la familia Manson y donde se planearon los asesinatos de Sharon Tate y Leno y Rosemary LaBianca.

Burton Leon “Burt” Reynolds Jr., nacido en Lansing, Michigan, el 11 de febrero de 1936 también también será recordado por sus actuaciones en largometrajes como The Longest Yard (1974), Smokey and the Bandit (1977), Semi-Tough (1977), Hooper (1978), Smokey and the Bandit II (1980), The Cannonball Run (1981) y The Best Little Whorehouse in Texas (1982).