Keith Flint, líder de The Prodigy, fue encontrado muerto en su casa de Essex esta mañana. Tenía 49 años y se sospecha de un suicidio.

Liam Howlett y Maxim Reality, sus compañeros de banda, confirmaron el deceso a través de un comunicado en redes sociales:

«Es con el más profundo shock y tristeza que confirmamos la muerte de nuestro hermano y amigo Keith Flint. Un verdadero pionero, innovador y leyenda. Será extrañado por siempre. Agradecemos por respetar la privacidad de todos los afectados».

Captura de Facebook de The Prodigy

En una publicación de Instagram, Howlett agregó:

«La noticia es cierta. No puedo creer que diga esto, pero nuestro hermano Keith se quitó la vida durante el fin de semana. Estoy shockeado, muy enojado, confundido y con el corazón roto».

Captura de Instagram @theprodigyofficial

Según publica The Sun, la policía respondió a un llamado por un hombre inconsciente: «Enviamos una ambulancia. Pero lamentablemente había un hombre de unos 40 años muerto en el lugar».

Flint se unió a The Prodigy como bailarín, pero con el tiempo se convirtió en el cantante, junto al rapero Maxim. «Firestarter» y «Breath«, dos de los singles más exitosos del grupo inglés, tienen la voz de Flint. Su disco de 1997, The Fat of the Land, estuvo nominado a Mejor álbum de música alternativa en los Grammy y vendió 10 millones de copias alrededor del mundo. En total pulicaron siete discos: el más reciente es No Tourists, de 2018. Tenían agendada una gira por Norteamérica para este verano boreal.