Foto: Instagram de Ozzy Osbourne

Para los amantes del rock pesado, Ozzy Osbourne es uno de los pocos grandes exponentes del género en pie. Mientras que muchos de sus colegas contemporáneos han fallecido en años recientes, él sigue brindando recitales, aunque amenace con retirarse.

Pues bien, la salud del líder de Black Sabbath se vio muy afectada hace poco por causas inesperadas. El cantante oscuro padeció de, no una, sino tres infecciones por estafilococos. Sobre tales patologías, el comentó, según Billboard:

“No me sentí mal, así que bromeaba”.

No obstante, se trataba de un cuadro clínico potencialmente mortal, y su esposa Sharon le hizo caer en cuenta de ello tras hablar con los médicos. Las alarmas sobre el asunto se encendieron porque su dedo pulgar se inflamó “del tamaño de una maldita bombilla” tras un show que brindó en Salt Lake City.

Una de las infecciones llegó alcanzar al dedo del medio. En razón de ello, tuvo que someterse a una cirugía, acerca de la cual expresó:

“Incluso con las partes adormecidas, fue una agonía. No era pus, pero era la etapa más allá del pus, cuando llega a la sangre y entra en tu cuerpo y te mata. Puede sonar jodido lo que te estoy diciendo, pero el médico estaba realmente preocupado por controlar mi sangre”.

Por suerte, el procedimiento quirúrgico fue exitoso. Ozzy podrá entonces continuar en unos meses con los recitales que tuvo que suspender a causa de su afección:

“Voy a hacer esos shows el próximo año. Podría haber sido mucho peor. Podría haber muerto”.

Sobre la forma en cómo pudo haber contraído la infección el músico, los doctores comentan que pudo haber sido por un mero estrechón de manos, cosa que Osbourne señala hacer “como 200 veces por día” mientras está de gira. Por más de una semana tendrá que lavar su manos con un jabón especial varias veces al día.

View this post on Instagram

Feeling better after surgery. Ice cream helps

A post shared by Ozzy Osbourne (@ozzyosbourne) on

Las nuevas fechas de su tour son las siguientes: el 20 de julio en el MGM Grand Garden Arena (Las Vegas, Nevada), el 23 de julio en el Colchón Amphitheatre Firm (Chula Vista, California), el 27 de julio en el Anfiteatro Shoreline (Mountain View, California) y el 29 de julio en el Hollywood Bowl en (Los Ángeles, California).