El 2018 comenzó con el pie derecho para los fans de Genesis, ya que a finales de enero Tony Banks reconoció que tanto él como Phil Collins y Mike Rutherford nunca descartaron la posibilidad de volver a trabajar juntos.

“Sería divertida”, comentó el tecladista sobre la idea de una nueva reunión del grupo tal y como la que se produjo entre junio y octubre de 2007 bajo el marco del Turn It On Again: The Tour.

Ahora, Collins conversó con Rolling Stone y le dio a los seguidores del conjunto inglés nuevos motivos para ilusionarse al reconocer que él “no diría que no hay una posibilidad” de una nueva gira junto a Rutherford y Banks.

“Mike, Tony y yo todavía somos bastante cercanos. No me puedo imaginar cómo sería si no tocara la batería, pero todo es posible”, agregó el músico que debió dejar sus tareas detrás de la bata por problemas en la espalda tras una operación a la que tuvo que someterse en 2009 para reparar una vértebra dislocada en su cuello. Pero el mencionado inconveniente encontraría solución en Nicholas, el hijo adolescente de Phill.

“Estaban entusiasmados con Nic”, confesó Collins sobre Banks y Rutherford después de que ambos presenciaran su show en Londres el año pasado.

“Mike hizo el comentario apropiado de, ‘Simplemente lo entiende. Él simplemente entiende lo que se necesita, lo que se requiere y por qué estás haciendo esto para esa canción’. Pensé que era algo maravilloso para decir. [Nicholas] tenía 16 años en ese momento. Creo que sí, si hiciéramos algo creo que tendría que ser con Nic en la batería, porque yo no creo ser capaz de hacerlo. Creo que su opinión sobre Nic es lo suficientemente alta como para embarcarlo como parte de la banda”.

“Digo esto ahora, pero realmente no se lo dije a Tony y Mike. Le mencioné a Tony en voz muy baja que si volvíamos a hacer algo sería con Nic en la batería. Él como que no dijo que no, pero no estoy seguro de si me escuchó o no”, sentenció Collins.