No caben dudas de que el enigmático Banksy, quien hasta el momento ha mantenido oculta su identidad, es el artista urbano más famoso de los últimos tiempos, o quizá de toda la historia.

El fuerte contenido político de sus pintadas, así como la creatividad de sus grafitis suelen dar de qué hablar en cada zona del mundo en donde aparecen. Pues bien, ahora sabemos que, según reportó The Independent, una de las primeras obras del mencionado creador fue cubierta por error por parte de los dueños de un local comercial ubicado en Park Row, Bristol (Reino Unido).

Lo cierto es que los actuales propietarios del sitio recién se enteraron de la importancia del citado grafiti cuando Simon Whiteaway, un fiel seguidor de Banksy les explicó el origen del mismo, ante lo cual recibió una reacción de sorpresa total.

Whiteaway comentó además que el dueño anterior de ese lugar era Tony Coffey, quien era amigo de Banksy y le encargó durante los ’90 que hiciera una ilustración en la fachada, labor por la cual le pagó entre 20 o 30 libras esterlinas.

Más adelante, esa versión de los hechos fue confirmada por Inkie, otro reconocido artista gráfico contemporáneo. Lo más gracioso de todo es que él anotó que probablemente le hicieron un favor a Banksy al tapar esa obra puesta que era bastante fea, de su época de estilo libre, antes de que adoptara la técnica de los stencils que lo ha popularizado tanto.