Daniel Hernández, mejor conocido por su apodo artístico Tekashi 6ix9ine o simplemente 6ix9ine, enfrenta a posibilidad de ir a la cárcel por el resto de sus días después de haber sido arrestado anoche por cargos de extorsión y porte ilegal de armas en su Brooklyn natal.

A su vez, según informó Pitchfork, el ex manager del artista, Shottie, cuyo nombre real es Kifano Jordan, y sus colegas Faheem Walter (a.k.a. Crippy), Jensel Butler (alias Ish), Jamel Jones (también conocido como Mel Murda) y Fuguan Lovick (apodado Fu Banga) también fueron detenidos.

6ix9ine, de 22 años, fue señalado como responsable de participar en una conspiración de extorsión, usar y portar armas de fuego, estar involucrado en un robo con arma de fuego y delitos violentos ligados a extorsión, motivos por los cuales podría llegar a pasar un mínimo de 32 años tras las rejas.

Por su parte, The Blast informó que a Hernández se le negó la libertad bajo fianza debido a una determinación del juez que preside el caso, quien argumentó que el joven representa un peligro para la comunidad y que “aún podría ser capaz de dirigir actos de violencia por teléfono” si se le permitiera salir en arresto domiciliario.

“Como se afirma en la acusación, esta pandilla, que incluía al propio Tekashi 6ix9ine, causó estragos en la ciudad de Nueva York, cometiendo distintos actos descarados de violencia”, manifestó el abogado estadounidense Geoffrey S. Berman en un comunicado.

“Demostrando una temeraria indiferencia hacia la seguridad de los demás, los miembros de la pandilla supuestamente participaron en robos y tiroteos, incluyendo un tiroteo en el interior del Barclays Center, y un tiroteo en el que fue golpeado un inocente transeúnte”.

6ix9ine no es nuevo en este tipo escándalos, ya que en julio había sido arrestado en Houston por presuntamente haber ahorcado a un adolescente de 16 años en un centro comercial, y actualmente está en libertad condicional por cuatro años debido al acceso a una menor en un acto sexual ocurrido en 2015.