|
05/04/2021

Reeditan Plural de Gustavo Lamas, disco clave de la música electrónica argentina

Amplio Espectro reeditó el segundo álbum del productor originalmente publicado en 1999 por Frágil Discos.

Gustavo Lamas en 1999 alrededor de la publicación de Plural - Foto: Gentileza del artista

Plural, el segundo disco del productor argentino Gustavo Lamas, fue reeditado a través de Amplio Espectro, el sello digital creado por Ismael Pinkler y Carolina Stegmayer, también conocidos por formar el dúo Carisma. El álbum fue originalmente publicado en 1999 por Frágil Discos, el sello de la mítica discoteca Morocco, y es una de las obras más representativas de la escena electrónica local de su época.

Lamas produjo las canciones de Plural en 1998, como parte de un proceso de experimentación con el sampler ASR-10 que había comenzado a usar en la creación de su primer disco, Disperso, publicado ese mismo año de manera independiente y hoy virtualmente inconseguible. "Plural es el resultado de experimentar con lo que le pasaba a otros con mi música, por eso el nombre -dice Lamas-. En esa época, y casi siempre en mis años de producción, no me encerraba a producir un disco, sino que iba haciendo material para tocar en mis presentaciones que luego terminaban reunidas en un disco con algún criterio en común". 

Los ocho tracks de Plural son composiciones más largas, con una búsqueda de atmósferas y texturas que se diferencia de los collages cortos de su disco anterior. Entre beats secos y teclados vaporosos, Lamas tamiza sus influencias del dub electrónico en canciones como "Enamorados" y de la música ambient en "Animosos". Durante los noventa, el ambient había sido adoptado por la cultura rave, musicalizando previas o salas de chill out que ofrecían un descenso amable después de una noche de techno y house. "Enamorados", en particular, "era paisaje obligado en las pasadas del legendario DJ argentino Dany Nijensohn -evoca Pablo Schanton en un ensayo que acompaña la reedición-. Recuerdo bailar 'Enamorados' un domingo, mientras anochecía al filo del Riachuelo, sobre la terraza del centro cultural Proa. Estrobos lentos sobre el agua sucia de un río que se borra en el mar".

Schanton oficiaba de curador en Frágil Discos, Diana Ruibal de directora y Alejandro Ros de diseñador. Plural fue el primer lanzamiento de la discográfica junto con Clap Beat de Leo García, "dos discos raros de un sello con una propuesta muy decidida y fuerte -cuenta Lamas-, pero fueron bien recibidos por la prensa especializada que era escasa y los diarios que en esa época tenían suplementos jóvenes dedicados a la música. Había un circuito para moverse y cierta prensa que valoraba nuestro trabajo y sitios como Buenos Aliens, cuando internet era muy inminente, que reflejaban todo lo que hacíamos. Y tuvimos buena repercusión cuando viajamos con el sello al Sónar de Barcelona. Llevamos las valijas llenas de discos y volvieron vacías, vendimos todo. Era un momento donde afuera se le daba más importancia a esta música que acá y, por eso, muchos músicos logramos editar nuestro material allá".

El catálogo de Frágil también contaba con discos de proyectos como Ocio (el proyecto de Gustavo Cerati y Flavio Etcheto), Rascacielos (el dúo de Lamas y García), Fantasías Animadas y Leandro Fresco, entre otros. En el 2000 se desprendió un subsello llamado Bla Bla Discos, más orientado a la música pop, que fue el encargado de editar el legendario Segundo de Juana Molina, el disco debut de Adicta y el hit single de García, "Morrissey". Frágil también se asoció al sello de electropop Indice Virgen creado por Sebastián Carreras de Entre Ríos, y junto a Morocco publicaron el compilado Colección Verano en 2000.

"Era un momento paralelo al crecimiento de las raves y los DJs en Buenos Aires donde bailábamos en la pileta del Parque Sarmiento o el Microestadio de Atlanta -continúa Lamas-. Por abajo había una escena que no se relacionaba demasiado con eso. Quizás un punto de contacto era Flavio Etcheto con Trineo que tocaba alguna que otra vez en una rave. Pero, por otro lado, había una escena que circulaba por el Museo de Arte Moderno en el ciclo curado por Jorge Haro o fechas del Bauen o el Observatorio organizadas por Gustavo [Kisinovsky] de Ultrapop donde tocaban Leo García, Leandro Fresco, Diego Vainer, los Estupendo, Microesfera, Acum 23, Pablo Reche, Luis Marte, Pomerenck que era el proyecto electrónico de Migue Castro de Victoria Mil, Leonel Castillo y otros. Había lugares como Oval y Comodor que convocaban a artistas de música electrónica para tocar en vivo. Si bien nunca se terminó de consolidar una escena con todas las letras porque quizás hubieran faltado más sellos, lugares, revistas, radios y demás, Frágil Discos y los ciclos de Morocco marcaron una época porque era un contexto ideal".

Como destaca Schanton en su ensayo, Plural es música argentina concebida antes de la crisis de 2001 y previo al furor de la cumbia digital que marcó rumbos en la década de los 2000. Hay en su producción sintética y sus samples austeros una argentinidad que "se fusionaba con los avatares europeos de la electrónica asociada a las raves" e insinúa una historia paralela del pop electrónico nacional. "El 99 fue un año muy prolífico ya que hice dos discos sin saber que iban a ser editados -recuerda Lamas en relación a Plural y su tercer álbum, Celeste, publicado por el sello alemán Traum-. Fue un momento de animarse a correr riesgos con la música y tratar de encontrar un estilo personal. Me costó un poco en lo personal porque yo quería dedicarme 100% a esto, pero sabemos que no es una música comercial en absoluto. Así que tuve una crisis de crecimiento que se cristalizó en cierta intensidad de la música".

Durante esa época, Lamas también formó parte del colectivo artístico Agencia de Viajes, junto a Schanton, Ros, Nijehnson y García. El grupo creaba instalaciones y espacios para la escucha y la relajación. "Por un lado estaba el costado más ambient de la música y por otro la posibilidad de hacer música bailable sin la estridencia del tecno y con otro contenido -señala Lamas-. El colectivo fue clave en lo personal porque absorbí todos los conceptos que se manejaban de una música para viajar a través del sonido".

Pablo Schanton y Gustavo Lamas en una presentación en Proa entre 1998 y 1999 - Foto: Gentileza de Gustavo Lamas

Plural permaneció durante muchos años fuera de internet, hasta que Pinkler y Stegmayer decidieron reeditarlo a través de Amplio Espectro. El dúo fundó el sello una semana después de que se declare la cuarentena obligatoria en marzo de 2020, y lo planearon como una especie de cápsula de tiempo con la premisa de editar música solo durante un año. Desde entonces editaron 16 discos, entre ellos cuatro reediciones de álbumes de música electrónica argentina de los noventa. Además de Plural, está el EP inédito de Carola Bony titulado Estrella 1996; el debut homónimo de Trineo, alias de Flavio Etcheto, originalmente publicado en 1997; y FTP Flux de Acum 23, proyecto de Bruno De Vincenti, de 1998.

"Son discos que nos encantan -cuentan los creadores del sello-, fueron hechos entre 1995 y 1999 en un contexto musical y de acceso a la información muy distinto al actual, pero que dialogan a la perfección con los discos que editamos producidos en el 2020. Es música electrónica personal, hecha desde la intuición y sin perjuicios. No tenemos la intención de reivindicar algo en particular de ese momento sino de poner en diálogo música producida en distintos momentos al igual que lo hacemos cuando escuchamos música en cualquier plataforma online. Tratamos que sea un viaje por la música y los sonidos sin nostalgia".

"En medio del aislamiento, la noticia de reeditar este disco por parte de Carolina e Ismael fue una gran alegría para mí -dice Lamas-. El texto con el que Pablo Schanton acompaña esta salida refleja esa época en la que estábamos todos muy concentrados y enfocados en desarrollar cierta música. Me hicieron viajar a un tiempo muy genial en el que quizás uno no era consciente de estar gestando algo que iba a perdurar por años. Volver a escuchar el disco fue sorpresivo más allá de algunas cosas que yo le puedo notar de mis primeros pasos e inexperiencia. Siento que tiene mucha osadía y frescura que anticipan una búsqueda sonora que siguió con los discos posteriores y que, en los últimos tiempos, estuvo mucho más dispersa porque me dediqué más a poner música de otros como DJ, a recomendar discos y tener mi columna en el programa Discorama de Mario Mengoni por Radio con vos, que son otras maneras de seguir relacionado con la música. Pero este impulso me dan ganas de retomar el camino de la composición". 

Escuchá Plural en plataformas de streaming (Bandcamp, Spotify, Apple Music).