Varias de las compañías más poderosas de nuestros tiempos son del rubro digital. No resulta entonces extraño que la lucha entre ellas lleguen a ser titánicas, pues hay millonarias sumas en juego. Además de la eterna disputa entre Google y Facebook, en el rubro musical tenemos la batalla entre Spotify y Apple.

Según reporta el Financial Times, existe en curso un proceso judicial iniciado por Daniel Ek, fundador de Spotify, en contra de Apple, aunque Tim Cook (sucesor de Steve Jobs) no se ha involucrado todavía. La demanda fue interpuesta ante la Comisión Europea y tiene que ver con un supuesto abuso de posición dominante.

Lo que Ek alega es que la empresa de la manzana genera un clima de desventaja injusta para sus competidores con algunas de sus decisiones. Por ejemplo, la de cobrar un recargo de 30% a los usuarios de iOS por suscripciones a servicios como Spotify. A su parecer, tal sobreprecio va en detrimento de la competitividad de cualquier plataforma ajena a Apple. Aquello es un dato importante porque por lo menos un 16% de los usuarios de smartphones utilizan iOS.

En caso de que Spotify no gane este litigio, tendrá que inevitablemente aumentar sus tarifas para amortizar sus gastos debido a que actualmente su base de clientes premium no estaría creciendo al ritmo que necesitan.

De igual forma, existe una tensa contienda legal entre la empresa de Ek y los músicos; pues Spotify apeló una reciente decisión de la Comisión de Royalties y Copyright. La misma dispone que las compañía de streaming deben pagar al menos un 44% más a los músicos por regalías. Dicho comportamiento ha sido criticado por Apple y sus defensores, que acusan a Spotify de explotar a los artistas.

Dentro de un tiempo sabremos qué sucede con tales peleas judiciales. Lo indudable es que sus consecuencias afectarán los precios que pagamos los consumidores.