Noticias
|
22/10/2021

The Beatles: La canción de George Harrison que necesitó más de 100 tomas para grabarse

Descubrí qué canción de Harrison demoró tanto en tomar forma y escuchala a continuación.

Durante su corto tiempo juntos, The Beatles vivieron tiempos de gloria y bienestar entre sus integrantes, y otros de peleas y disputas, en especial en lo que se refería al apartado creativo. Tal es así que, cuando George Harrison les propuso a sus compañeros grabar el track “Not Guilty”, le tomó 102 tomas lograr grabar el tema completo.

Cabe recordar que la canción surgió a fines de la década de los 60, después del curso de Meditación Trascendental de los Beatles en India con Maharishi Mahesh Yogi, y en un contexto en el cual las composiciones de Harrison eran rutinariamente ignoradas o tomadas de mala gana por Paul McCartney y John Lennon. Es por eso que la dupla demoró tanto en aprender y desarrollar el tema de su compañero.

De hecho, si bien solo unas 20 de las 102 tomas fueron grabaciones completas de la pista, "la cantidad de tiempo dedicado a tratar de llevarla adelante probablemente indicaba la ambivalencia de McCartney y Lennon hacia aprender o esforzarse mucho en las canciones de Harrison", reportan en Far Out Magazine.

Finalmente, tras tanto esfuerzo, Harrison había logrado reunir las partes necesarias de la canción y ésta recibió una edición y mezcla adecuadas antes de que se decidiera que estaba terminada. Sin embargo, “Not Guilty”, que se suponía que iba a formar parte del tracklist de The White Album, no logró superar el corte definitivo.

La razón por la que el tema se dejó fuera sigue siendo controvertida. Harrison y el productor George Martin aparentemente abogaron por su inclusión, pero McCartney y Lennon supuestamente no estaban contentos con ella. También hubo rumores de que ellos no querían que su compañero tuviera demasiadas contribuciones en el disco.

A diferencia de algunas de las pistas que se escribieron en esa época y que luego aparecieron en All Things Must Pass, Harrison desempolvó a “Not Guilty” en 1978, cuando estaba ayudando a producir la película The Rutles: All You Need is Cash. Fue entonces cuando recordó su creación y decidió volver a grabarla para su álbum homónimo, varios años antes de que finalmente saliera a la luz la versión de los Fab Four.