Categorías: Noticias
| Publicado
04/08/2020

The Beatles: La canción que muestra las verdaderas personalidades de Paul y John

«We Can Work It Out» salió en 1965 y muestra a las claras las diferencias compositivas entre Lennon y McCartney.

Foto: Eric Koch

We Can Work It Out” es, sin dudas, una de las mejores canciones de The Beatles. Grabada en 1965 y lanzada junto a “Day Tripper”, apareció varios años después en el álbum recopilatorio Past Masters, Volume Two (1988).

Esta icónica canción, además, fue una composición compartida entre Paul McCartney y John Lennon, cuyos estilos siempre fueron muy distintos. De hecho, en esos años ambos solían componer por separado, por lo que esta canción terminó siendo una rara excepción a la regla.

Según narra un reconocido sitio, el tema se grabó en dos días, un total de once horas y fue la manera que encontró Paul de liberarse de ciertos “demonios”.

En su biografía oficial Many Years From Now (escrita por Barry Miles), el Beatle recuerda: “Las letras podían ser personales. Es, usualmente, una buena manera de hablar con alguien o expresar tus pensamientos. Te ahorra ir al psiquiatra ya que te permites decir aquello que no puedes decir en persona”.

En aquella época, Paul estaba de novio con Jane Asher y de algunas discusiones de pareja habría surgido la inspiración para el verso y el estribillo de la canción.

Según declaró John en conversaciones con David Sheff en 1980, “Paul hizo la primera parte, yo hice el puente, pero luego tienes a Paul escribiendo ‘We can work it out/ We can work it out’ de manera muy optimista, ya sabes, y yo, impaciente, ‘Life is very short and there’s no time/ for fussing and fighting, my friend'”.

Queda claro que la parte optimista y esperanzadora de la canción le corresponde a Paul, mientras que la visión más “pesimista”, si se quiere, le pertenece a John. Igualmente, no fueron los únicos que tomaron decisiones en la creación del tema.

El mismo Paul aclara cuál fue el rol del resto: “Yo tenía la idea, el título, un par de versos y lo básico de la canción, después se la di a John para que la finalice y escribimos el puente juntos. Luego fue idea de George que el puente tenga el compás de un vals alemán. Eso surgió en el estudio, fue uno de esos casos en los que el arreglo se hizo en la sesión”.

“We Can Work it Out” fue el primer doble cara A de The Beatles y un éxito rotundo que hasta el día de hoy se mantiene vigente.