|
11/03/2021

The Beatles: La canción que Paul McCartney escribió en un baño de Túnez

La canción fue grabada en febrero de 1965 e incluida en el disco Help!. Conocé la historia detrás del tema.

Foto: Facebook de Paul McCartney

A diferencia de los integrantes de varias bandas de su calibre, los miembros de The Beatles no duraron muchos años juntos, pero durante sus días como parte de los Fab Four acumularon un sinfín de anécdotas que aún hoy siguen llamando la atención de propios y extraños. Una de esas historias es la de "Another Girl", track compuesto casi exclusivamente por Paul McCartney que fue grabado en febrero de 1965 e incluido en Help!.

El dato más curioso de esta canción es que surgió en un baño de Túnez. Cuando escribió el tema, el bajista del conjunto de Liverpool había viajado a la nación africana, donde permaneció con la ayuda del gobierno británico. Debido a la popularidad del grupo y al deseo de los políticos ingleses de cuidar de sus grandes estrellas, Macca recibió las llaves de la villa, propiedad de la embajada de su país en la costa.

Aislada y vigilada, la villa era el lugar perfecto para que Paul se relajara y dejara que su mente divagara. "Podía estar sentado ahí tomando una taza de té cuando el gobierno invitara a la delegación rusa", recordó McCartney sobre la experiencia. "No tenía ningún control sobre eso. 'Este es uno de nuestros invitados culturales'. 'Hola, ¿cómo estás?'".

The Beatles.

Como había hecho en su tierra natal, fue en el inodoro donde el músico encontró su inspiración, utilizando la acústica del baño para crear algunas canciones. Decorado con azulejos islámicos tradicionales, el lugar era perfecto para las cavilaciones de Macca. De hecho, se dice que el track fue escrito en base a la relación de McCartney y su novia Jane Asher, y muchos sugirieron que la frase "Ella es más dulce que todas las chicas y he conocido a unas cuantas" era un indicio de la promiscuidad del artista.

Aunque McCartney sentía pasión por el tema, tenía la reputación de ser una canción de relleno. "Es demasiado llamarlas relleno porque creo que era un poco más que eso", recordó McCartney, destacando que ninguna creación de los Beatles fue grabada con tanto cinismo. "Cada una de ellas superó la prueba de los Beatles. A todos nos tenía que gustar. Si a alguien no le gustó una de nuestras canciones, fue vetada. Podría ser vetado por una sola persona. Si Ringo dijera: 'No me gusta ese', no lo haríamos o tendríamos que persuadirlo de verdad".

Ver más sobre: Paul McCartneyThe Beatles