Categorías: Noticias
| Publicado
20/08/2020

The Beatles: La única canción de Paul McCartney que John Lennon elogió

Una canción de Revolver cautivó tanto a Lennon que no pudo ocultarlo.

Foto: Eric Koch

Para muchos, la grandeza del legado de The Beatles se debe en gran parte a la mágica dupla creativa que conformaron John Lennon y Paul McCartney. Más allá de que cada uno era un genio musical a su manera, también era sabido que sus egos chocaban con fuerza. Y aunque se tuviesen toda la confianza del mundo, prácticamente nunca eran capaces de elogiar el talento del otro. La situación ciertamente no mejoró con el paso de los años, y en parte esas tensiones fueron la causa por la que los Fab Four se dijeron adiós para siempre en 1969.

Pero lo anterior no quiere decir que no haya habido momentos gratos entre ellos, pues hay mucha evidencia de que a veces se divertían bromeando como niños junto a Ringo Starr y George Harrison. En todo caso, solo se sabe de una ocasión en la que Lennon felicitó a McCartney por su habilidad compositiva. Según reporta la revista Far Out, la canción que tuvo ese efecto fue "Here, There and Everywhere", track que formó parte del álbum Revolver, publicado en 1966.

La confesión al respecto la realizó el propio Macca en 2018 en un diálogo que le concedió a CBS durante la época de promoción de su disco Egypt Station. Cuando la periodista Sharyn Alfonsi le preguntó si John alguna vez lo elogió por una de sus creaciones para los Beatles, Paul comentó:

"Una vez. Una vez John me hizo un cumplido. Fue solo una vez en todo ese tiempo. El tema era 'Here, There and Everywhere', una de mis canciones en Revolver. John dijo justo cuando terminé: 'Esa es una canción realmente buena, amigo. Me encanta esa canción'. Y yo pensé:" ¡Sí! ¡A él le gusta!'".

Foto: Facebook de Paul McCartney

Y aunque el autor de "Yesterday" no niega que hubiese existido una competencia entre ambos, él siempre ha sostenido que sí se animaba a decirle a su compañero lo mucho que admiraba muchas de sus obras; aunque ha revelado también que por lo general necesitaba estar un poco ebrio para atreverse a felicitar a Lennon sin tantos rodeos.