El jueves por la noche, Jack White hizo su parada en San Francisco, California, para presentar su más reciente álbum Boarding House Reach. Dentro de la multitud congregada en el Bill Graham Civic Auditorium se encontraba nada más ni nada menos que Tom Waits, a quien no se lo veía públicamente desde septiembre pasado, cuando subió al escenario con Mavis Staples.

Mediante un posteo en Instagram, White detalló la reunión con Waits: según el ex White Stripes, Waits habló con los músicos e hizo que confirmaran y reconocieran su amor por la religión de la música. “Además, se robó el reloj de Jack”, dice el mismo caption.

Para cerrar el texto, el Instagram de White dice:

“Un millón de gracias y elogios a San Tom desde Jack y la banda”.

Comunidad Indie Hoy