Foto: Jenny Gilleland

Por estos días, el pop y el trap suelen dominar los primeros lugares de casi todos los charts en occidente. Por ejemplo, en el Reino Unido el top 100 está plagado de canciones de artistas como Billie Eilish, Taylor Swift, Post Malone y Daddy Yankee. Aquello es simplemente un reflejo de los gustos dominantes en la sociedad actual, abocadas a los sonidos urbanos.

Es por ello que resulta llamativo encontrar que melodías interpretadas por aves de diversas especies ingresen en el chart oficial británico. Allí una canción de The Royal Society for the Protection of Birds (The RSPB) conquistó la onceava posición del conteo con un sencillo denominado "Let Nature Sing".

En ese apacible tema es posible oír las voces de más de 20 pájaros. Dentro de ellos, algunos mirlos, petirrojos y carpinteros, entre muchos otros.

Martin Harper, director de conservación de la RSPB anotó en un comunicado su reflexión sobre este logro:

"Esto ha empezado una conversación nacional, ya que millones habrán escuchado, visto y leído los hechos que muestran que  la naturaleza se encuentra en crisis en el país. La respuesta a 'Let Nature Sing' envía un poderoso mensaje de que sí, que la naturaleza es increíble pero también está en problemas. La buena noticia es que no es demasiado tarde, sabemos lo que hay que hacer y juntos podemos tomar las medidas para restaurarlo para nosotros y para generaciones futuras".

Sin dudas, acciones de este tipo ayudan a visibilizar la necesidad de un compromiso ambiental para preservar la vida silvestre en el planeta. Por otro lado, también queda en evidencia lo mucho a que a menudo nos hace falta reconectar cada tanto con los sonidos propios del campo y la montaña.

Últimas Noticias