Foto: Instagram de Red Bull Batalla de los Gallos

Frente a más de 11.000 espectadores, Valentín Oliva, más conocido como Wos, se coronó como el nuevo campeón internacional de Red Bull Batalla de los Gallos. El freestyler argentino derrotó al mexicano Aczino, quien había sido el ganador de la anterior edición de ese importante certamen.

En esta oportunidad compitieron 16 raperos de 13 países hispanoparlantes: Argentina, Colombia, Bolivia, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, México, Panamá, Perú, Venezuela y  República Dominicana. De todos ellos el menor en edad es el peruano Jaze, con apenas 19 años recién cumplidos. 

La intensa final del prestigioso concurso se llevó a cabo ayer 9 de diciembre en el Club Hípico Argentino y se extendió por más de 3 horas llenas de punchlines, rimas picantes y momentos emocionantes. 

Sobre la presión que sentía al jugar de local, Wos comentó lo siguiente ante los medios, según reporta un comunicado oficial:

“Ser el favorito es lo normal de local, pero por suerte la gente me animó con respeto, y también corearon el nombre del resto”.

El anfitrión del evento fue Darío Silva, también conocido en la escena como Misionero. Desde su posición, ofreció un discurso de unión sobre la movida hip hop, cuya influencia traspasa fronteras, y también reveló que España será la sede de la próxima final de esa misma competición en 2019. 

Cabe destacar asimismo que los jurados de esta edición fueron: Duki (artista de trap), Skone, Dtoke y Hadrián (campeones internacionales de 2016, 2015 y 2008, respectivamente) y Omega (mítico freestyler chileno). Acerca del ambiente que se vivió en este evento llevado a cabo en la ciudad de Buenos Aires, Skone anotó su satisfacción con el público argentino:

“Ha sido una gran localía, muy sana, nada tóxica. Han contribuido a dar un buen espectáculo”.

Recordemos además que la Red Bull Batalla de los Gallos se realiza desde 2005 y en ella se puede ver a varios de los más grandes exponentes del rap contemporáneo. Se trata de un evento que crece en popularidad cada año; tanto así que se agotaron las entradas para esta final en menos de dos semanas.