Blon – Foto: Rocío Hernández Romero / Gentileza de Red Bull

El sábado 11 de mayo se dio en San Fernando, Cádiz, la primera de las dos regionales que Red Bull planeó para el circuito español 2019 que otorgaba cinco plazas a la Final Nacional en Barcelona y tres puestos a La Última Oportunidad. Los cinco clasificados fueron Blon, Sweet Pain, Mnak, Jesús LC y Vegas; y los tres que irán a buscar ese último pase a la Final Nacional son Elekipo, Nielo y Sara Socas. Repasemos los cinco momentos más importantes que nos dejó la regional gaditana de Red Bull Batalla de los Gallos 2019.

Kensuke vs Blon, el batallón de la noche

En el sorteo de emparejamientos, Kensuke nos hizo saltar de la silla a todos seleccionando a Blon, el gran favorito a batir, que se había puesto solo en la última batalla, habiendo varias opciones «más factibles» para elegir. A partir de ese momento sabíamos que esa iba a ser una de las mejores batallas de la tarde, aunque todavía no sabíamos lo que nos esperaba. «Esto va a ser algo distinto a lo que hago siempre. Aquí no vamos a sobreactuar ni nada», dijo Kensuke antes de empezar su minuto hablando sobre la temática «la historia de mi vida.» Y eso se vio: un Kensuke mucho más serio, construyendo e hilando mejor los ataques y encarando la batalla con contenido real. Por otro lado, Blon jugó a lo suyo y usando algunos estímulos algo quemados como el de las gafas y el aspecto friki de su rival. A pesar de eso, se dio una batalla que transmitió una energía única y que terminó siendo la única de la noche que tuvo réplica de forma unánime. Después de esa réplica (injusta para varios), la batalla siguió con la vara alta y solo aflojó en la última intervención de Kensuke, que se trabó y otorgó al jurado claridad para darle la batalla al barcelonés Blon a pesar de que éste no respondiera a los ataques de Kensuke. El cambio de piel positivo que tuvo el madrileño en esta batalla (paradójico, sabiendo que él no había entrenado, como sí para otros años) lo convirtió en el gran candidato para clasificarse a La Última Oportunidad por el voto popular.

Sweet Pain y las temáticas, un tándem glorioso

Aquella etiqueta de «se las prepara» que marcaba al sevillano hace tres años se le despegó hace rato y fue gracias a la decisión de Red Bull de agregarle temáticas a las rondas para demostrar improvisación pura. Ahora, darle estímulos a Sweet Pain es un arma letal. Explicado por él en varias entrevistas, es un gran autodidacta y prefiere que las batallas no sean libres, por lo que escucharlo rapear sobre alguna temática siempre es un gusto y te introduce en un ambiente de sorpresa y expectativa por ver qué va a soltar. Esa es una de las características que hacen especial a Sweet Pain: nunca cae en el contenido básico o predecible. Pocas veces recicla rimas o cae en rimas fáciles, y es difícil adivinar en qué va a terminar su intervención. No únicamente por su contenido, sino por su forma de estructurar poco convencional (en sus cuatro barras, suele alargar la tercera para que quede anexada con la cuarta y darle mayor impacto al storytelling). Esta simbiosois entre Sweet Pain y las temáticas se vio reflejado al inicio de cuartos de final, en su reacción cuando Queen Mary le dijo al sevillano que iba a tener que dedicar su minuto a hablar de cultura general.

Un free for all para La Última Oportunidad

Una vez terminados los cuartos de final y teniendo a los cuatro ganadores clasificados a la Final Nacional, los cuatro perdedores tenían que enfrentarse entre sí en un formato un tanto similar al accidentado fuego cruzado de la internacional de 2009: una repesca por el quinto puesto que se iba a dar en una única batalla de un solo round de 240 segundos entre Elekipo, Nielo, Sara Socas y Vegas. Cada dos rondas (dos entradas por MC) la batalla se iba a parar y el jurado iba a tener que decidir rápida y unánimemente al peor de los cuatro para enviarlo a La Última Oportunidad. El primer en caer fue Elekipo, el segundo Nielo y la última Sara Socas, dejando a Vegas como el ganador y el quinto clasificado a la Final Nacional en Barcelona por Cádiz. Este es el gráfico confeccionado por Red Bull para entender mejor cómo estará conformada la Final Nacional de este año en España:

Dos intelectos a la final

La final fue la que muchos pensaron que iba a ser: Blon vs Sweet Pain, la primera vez que se enfrentaban de manera oficial. «Una final apoteósica» la bautizó FJ antes de comenzar la batalla, youtuber y MC malagueño cuasi retirado que estuvo, junto a Kapo013, como comentarista de la regional (y lo estará en la de Alicante). Dos competidores de símil perfil que enfocan sus batallas para el mismo lado: dobles sentidos, referencias culturales y punch enérgico. La final prometía mucho desde el vamos y fue tan buena que permitió que a algunos ni siquiera les importe el resultado y si Blon, que fue el ganador, lo había conseguido justamente o no. Ambos dieron lo que el público quería y eso terminó en una batalla que dará muchísimas reproducciones en YouTube a pesar de que Red Bull siga usando formatos con poco sentido para una final regional.

Acertaron las porras

A diferencia de la regional de Alicante, la gaditana era un poco más predecible en cuanto a resultados. Los cinco que clasificaron eran los que la mayoría de los fans habían comentando por redes sociales que se iban a colar en el gran evento. Tal vez el menos esperado fue Jesús LC (que ni siquiera fue seleccionado por video, sino que tuvo que asistir al casting y pasar los filtros) y una gran decepción fue Elekipo, que estaba en casi todas las porras de los seguidores del battlerap. Otro común denominador en los prodes de la gente fue Sara Socas que, sea por lo que sea, no dio el nivel que demostró tener en repetidas ocasiones y se quedó a las puertas de la nacional siendo la última en ser eliminada en esa repesca para el quinto puesto ante Vegas.