Había un mundo que me inquietaba conocer; ese era el de los Flaming Lips Live, dude un poco antes de ir hacia este recital pero finalmente decidí que era una banda que no podía dejar de ver en vivo, viaje 1300 Km. dispuesta a vivir uno de los mejores recitales de mi vida.

Llegue ese martes a Geba con algunas imágenes colorezcas en mi mente intentando imaginar lo que iba a ser el recital luego de ver algunos videos de la banda tocando en el Lollapalooza chileno. Pasadas las 21 horas Wayne Coyne salía al escenario a decir unas palabras previo al comienzo del recital acompañado de una traductora para advertirnos de la explosión de colores psicodélicos que íbamos a ver a continuación (show no apto para daltónicos).

A continuación vemos a una muchacha luminosa y serpenteante iluminada en la pantalla principal (una pantalla que es un medio circulo ubicada en el centro del stage) luego todas las miradas empiezan a dirigirse hacia su vagina surrealista brillante de la cual salen los integrantes de la banda dando así el comienzo de un gran Show.

Y al grito de “C’MON, MOTHERFUCKERS, C’MON!” Wayne entro en su “space bubble” y empezó a deslizarse por distintas partes del público al sonido de “The fear”.

Los flaming te llevan a un mundo que muchas veces sentís olvidado, ese donde acaricias tu infancia y la miras un poco distante a ella ya que actualmente sentís  más  los roces con la adultez, con los vicios, venciendo monstruos o fantasmas cual yoshimi norteña (soy tucumana) que bien podrían ser personificados por la angustia cuasi-madura que muchas veces nos invade.

En el escenario podíamos apreciar a la banda y a unos personajes vestidos de naranja en los costados que se bailaban y saltaban todo.Wayne cantando en los hombros de un tipo disfrazado de mono, animales y hombrecitos inflables gigantes, gongs luminosos, muchachas desnudas de colores en la pantalla y también algunos animales, las manos gigantes de Wayne en “Laser Hands”, más serpentinas disparadas por él, infinitas cantidades de papeles de colores, pelotas de colores entre el publico que definitivamente pintaron una noche que ninguno de los que estábamos ahí presentes iba a olvidar.

El agite del publico empezó con uno de los primeros “hitazos” de la banda “She dont use Jelly” y todos, absolutamente todos coreando “she uses vaseline,vaseline,vaseline” en una comunión de “flamingueros” que estábamos ahí, felices de ver a una de las bandas que te saca de la rutina, de tu existencia mediocre para elevarte a otros estados, para hacerte creer en cosas que a veces crees tan alejadas de tu realidad, para ponerte de frente con la fantasia, para creer que podes lo que te propongas, para soñar,etc.

El set list siguió movidito con una de las canciones de “at war with the mystics”: “The Yeah Yeah Yeah Song” y la voz del publico entono unificada “ con todo tu poder,con todo tu poder,qué es lo que harías?”.

Luego le toco el turno a la canción que cada vez que la escucho me roza en los lugares mas susceptibles de mi ser “Yoshimi Battles the Pink Robots, Pt. 1”;  “her name is yoshimi..” en una versión acústica extendida de la canción en la cual dejamos salir a nuestra yoshimi interna que se entrena para vencer robots rosas y no dejar que las maquinas malvadas nos coman a nosotros y a la gente que queremos, ojos lagrimosos y una electricidad en el cuerpo que palpitaba y se estremecía con cada canción de la banda ,el Show prosiguió con una psicodélica versión de “See the Leaves” una de las canciones de “Embryonic” y, particularmente esta canción “me partió la cabeza” la proyección de una muchacha golpeando unos platillos mientras Wayne hacía lo mismo en un juego visual tremendo, me dejo incrédula de lo que estaba mirando; un show audiovisual surrealista psicodélico que nunca antes había visto.

Con “Laser Hands” vemos cómo se hizo la oscuridad en todo el club para dar paso a el cantante con unas manos gigantes ( con reminiscencias a la entrañable escena de “The Science of Sleep” película de Michel Gondry ,en la cual Gael García Bernal lucía unas manos enormes similares y un video noventoso de los Foo Fighters del mismo director llamado “Everlong” donde Dave Grohl lucia esas Big Hands también) de las cuales se desprendían rayos luminosos verdes que se disparaban por todo el escenario, para ese entonces yo estaba totalmente pasmada por lo que estaba viendo, sin palabras.

Luego siguieron canciones como  “The Ego’s Last Stand“, la fantabulosa “Pompeii Am Götterdämmerung”, “What Is the Light?“; una maravillosa canción de “The Soft Bulletin” donde te sentías en medio del espacio y cantabas “Qué es la luz, que vos tenes y brilla alrededor de vos, se deriva de la química?”.

Luces, colores, trenes que pasaban atrás del escenario y llegan los bises con “Race for the Prize” donde Geba no podía dejar de vibrar y saltar esta canción y para terminar un recital espectacular una inolvidable “Do you realize?” ; “Te das cuenta? Que tenes la cara mas hermosa? Que la felicidad te hace llorar? Que todos los que conoces algún día morirán?”.

Do you realize que la vida pasa rápido y que el recital mas surrealista de tu vida termino y te dejo esa hermosa sensación de “fuck yeah im alive”.

Los Flaming nos dejaron una hermosa sensación en el alma y la promesa de una visita el próximo verano.