Foto: Netflix

Baby es una serie italiana producida por Netflix. Su primera temporada arribó a fines de 2018 y generó una gran polémica a nivel global debido a que sus capítulos narran un drama que implica explotación sexual de menores de edad.

Su trama se centra en Chiara (Benedetta Porcaroli) y Ludovica (Alice Pagani), dos chicas de 16 años que viven en un barrio adinerado de Roma. Ambas asisten a un colegio prestigioso y aparentan llevar una vida normal. Sin embargo, son víctimas de negocios turbios en los que terminan prostituidas y envueltas en toda clase de situaciones oscuras.

En la primera entrega de este programa se mostró cómo las drogas, la tentación de los lujos y la pésima relación con sus padres terminan por encandilar a las menores y las hacen caer en manos de explotadores sin escrúpulos. Pues bien, la segunda temporada de esta serie trae otros seis capítulos en los que se retrata lo que sucede cuando ellas regresan a clases. Las consecuencias empiezan a salir a la luz y Chiara y Ludovica viven momentos de mucha angustia.

Sin dudas, se trata de un guion perturbador que está basado en una historia verdadera aún más terrible. Nos referimos a un caso que escandalizó a Italia en 2013 y 2014 y que se conoció como «Baby Squillo.» Las víctimas eran dos chicas de 14 y 15 años cuyos nombres reales nunca fueron revelados, pero se las conoció como Angela y Agnese. Las dos eran alumnas en un colegio lujoso en Parioli, Roma.

De acuerdo con lo revelado por las autoridades, Agnese era explotada para pagar las cuentas de su propia madre, quien no solo conocía lo que estaba ocurriendo con su hija, sino que la obligaba a seguir prostituyéndose. Varios policías, empresarios y políticos, fueron denunciados por tener relaciones sexuales con las adolescentes. Dentro de ellos, se encontraba Mauro Floriani, pareja de Alessandra Mussolini, nieta del dictador Benito Mussolini.

Vale aclarar que ante las críticas por su contenido delicado, los creadores de Baby se han defendido alegando que no abordan estos asuntos desde lo morboso, sino para visibilizar una problemática social es ignorada pero sucede en la clandestinidad. La comentada segunda temporada de la ficción ya se encuentra disponible en Netflix.