El 19 de septiembre de 1991 Los Simpson le dieron el puntapié inicial a su tercer temporada al aire con “Stark Raving Dad”, un episodio en el que Homero es declarado demente por el Dr. Marvin Monroe y termina encerrado en una institución mental junto a Leon Kompowsky, un hombre totalmente convencido de que es Michael Jackson.

Durante las casi tres décadas que transcurrieron desde el estreno del capítulo, muchos de los seguidores de la familia amarilla pusieron en tela de juicio si quien había puesto la voz para el personaje de Kompowsky realmente fue el Rey del Pop o si sólo se trataba de otro de sus tantos imitadores.

Finalmente, la respuesta a ese interrogante llegó de la mano del mismísimo creador de la serie, Matt Groening, quien dio a conocer la verdad en una entrevista con el medio australiano The Weekly.

“Realmente tuvimos a Michael Jackson [en el show]”, confirmó el caricaturista, escritor y productor antes de contar cómo es que el célebre músico se comunicó con él por primera vez:

“Esto es lo raro: estaba sentado en mi oficina una noche, sonó el teléfono, lo atiendo y digo ‘hola’. ‘Hola, soy Michael Jackson’, me respondió. Colgué. Llamó de nuevo y dijo: ‘No, realmente lo soy. No cuelgues’, porque tiene una voz que suena como alguien que hace un poco de Michael Jackson”.

“Dijo que amaba a Bart [Simpson] y que quería estar en el show”, agregó Groening, de 64 años.

“Ahora, ¿cómo es que empezó el rumor de que no era él? Era él, pero no quería el crédito por ello debido a algún tipo de trato con su compañía discográfica o lo que sea”, continuó el nacido en la ciudad de Portland, explicando así el motivo por el cual el cantante figuró en los créditos finales del episodio como John Jay Smith.

“Cuando llegó el momento de hacer las canciones”, aclaró Groening, “tenía un cantante con una voz parecida. Él se quedó ahí parado observando a ese tipo que estaba tan nervioso y que tenía que sonar como Michael Jackson. Luego se sonrió”.

Así que misterio resuelto: sí, el Rey del Pop estuvo en Los Simpson, pero no, no fue quien le cantó el feliz cumpleaños a Lisa.