|
20/10/2020

El caso Watts: Los detalles que no se cuentan en el documental de Netflix

Más allá de la información que uno puede encontrar en el film, Netflix dejó afuera algunos detalles de la macabra historia.

Foto: Netflix

El mes pasado Netflix estrenó el film documental El caso Watts: El padre homicida, que sigue los sucesos ocurridos en agosto del 2018, cuando Shanann Watts y sus dos hijas desaparecieron en Colorado. Luego de que salieran a la luz detalles escabrosos de la desaparición, se reveló que Chris Watts las había asesinado y la trágica historia de esta familia se hizo mundialmente conocida.

El documental utiliza material de archivo e imágenes policiales para desmenuzar el caso por el que Watts fue condenado a cadena perpetua, cuya sentencia está cumpliendo en una prisión de máxima seguridad en Wisconsin.  

Sin embargo, y más allá de la información que uno puede encontrar en el film, Netflix dejó afuera algunos detalles de la macabra historia. De acuerdo a los datos recopilados por Esquire, el documental no explora en profundidad la psiquis del asesino e ignora una serie de cartas que le escribió desde la cárcel a Cheryln Cadle, quien las recopiló y publicó en el libro Letters From Christopher: The Tragic Confessions of the Watts Family Murders.

Foto: Netflix

En una de esas cartas, Watts admite que los asesinatos fueron planificados: "Todas las semanas pensando en matarla y ahora me enfrento a ello" dijo respecto a su mujer embarazada. Además, y en relación al asesinato de sus hijas, Watts confesó que intentó asfixiarlas en sus camas pero ellas se despertaron, por lo que decidió agarrar el auto y llevarlas vivas al lugar donde enterró a su madre, asfixiándolas completamente y empujando sus cuerpos sin vida a través de una pequeña abertura en un tanque de gasolina.

Watts también confirma que tenía una relación paralela con otra mujer y justifica sus acciones diciendo que asesinó a Shanann para que no lo aleje de ella: "Sabía que si le quitaba las manos de encima, aún me alejaría de Nikki". Además, reconoce que previamente había drogado a su esposa embarazada con Oxicodona para provocarle un aborto: "Pensé que sería más fácil estar con Nichol si Shanann no estaba embarazada".

Según la publicación, el documental tampoco trata la situación financiera de la familia Watts pero, de acuerdo a la CNN, Chris y Shanann Watts se habían declarado en quiebra en 2015, tres años antes de que Chris cometiera los crímenes.

Con respecto a este film, Frankie Rzucek -hermano de Shanann-, dijo: "Este documental le da voz a mi hermana y ella habla a lo largo de él. También muestra cómo era su vida antes de que él llegara y lo feliz que era con su hermosa familia hasta que él la engañó y se convirtió en una persona diferente y en un monstruo".

Dirigido por Jenny Popplewell, el documental tiene intervenciones de amigos y familiares de los Watts, trabajadores de los medios y miembros de la justicia.

Mirá el tráiler de El caso Watts: El padre homicida a continuación: